Entre Dios y el diablo

“Estamos perdidos”, es una expresión que ilustra circunstancias de las cuales es difícil salir, y ni más ni menos refleja el momento social por el que atraviesa la población veracruzana pues los encargados de gobernar, y eso incluye otorgar seguridad y justicia para garantizar armonía social, andan a la greña. Por un lado, el Secretario de gobierno declara sobre elementos policiales coludidos con el crimen, ya han sido dados de baja y se les investiga, pero por otro, el Fiscal aclara que no se le reporta ningún detenido. Ambas partes reparten culpas en vez de entregar buenos resultados. Así, ¿cómo vamos a salir adelante y superar la gravísima crisis de inseguridad que nos agobia?

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar