La personalidad del titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma Barragán, resultó ser muy “blanda”. Y es que sus propuestas y recientes pretensiones en nada contribuyen a mejorar el sistema educativo en México, al contrario, fomentan la “hueva” en las escuelas primarias, pues para él resulta “ridículo” que los alumnos de primero y segundo grado sean reprobados, pese a que su rendimiento académico sea deplorable o simplemente no alcancen los créditos para ascender de grado.

El funcionario federal cree, tontamente, que una niña o un niño, al ser reprobado, podría ser estigmatizado por su familia, sus compañeros y hasta por sus amigos. Por ello, su más brillante idea fue eliminar la reprobación en los dos primeros años del nivel básico. Además, con toda informalidad, esto lo dio a conocer mediante un video que publicó en su cuenta de Twitter.

Cabe destacar que ya fue publicado un acuerdo, el pasado 29 de marzo, en el Diario Oficial de la Federación (DOF), donde la Secretaría de Educación Pública anuncia que los alumnos, para pasar de primero a segundo y de segundo a tercer grado, se acreditarán sólo con haber cursado el grado. No obstante, esto pareciera más “ridículo”, pues los menores cada vez son más rebeldes y requieren mayor presión para exigirles que aprendan los conocimientos que reciben en las aulas.

LBP Noticias