La rivalidad entre hermanos ha sido común desde la época antes de Cristo, cuando, según él Génesis, Caín, el primogénito de Adán y Eva, asesinó a su hermano Abel por envidia; sin embargo, nunca antes se había escuchado sobre la misma situación, pero desde el vientre materno. Y es que ha salido a la luz pública un caso de esa enemistad entre unas gemelas, misma que fue captada en una ecografía al cuarto mes de embarazo.

La madre acudió a una consulta para su chequeo mensual, donde saltó de gusto al recibir la noticia de que tendría gemelas. Pero, además, observó algo asombroso en su vientre: las bebés manoteaban, forcejeaban y se empujaban entre ellas.

Las pequeñas comparten el saco amniótico y placenta, un hecho que ocurre solo uno por cada 60 mil casos de embarazo, poniéndolos en peligro por crecer en el mismo lugar. Pero en este caso, ambas pequeñas ilesas y ya nacieron en un hospital en Yinchuan, China.

LBP Noticias