Agencias/Sociedad 3.0

México está entre los 10 primeros países con ese tipo de actividad turística en el mundo y, de acuerdo con cifras del Senado de la República, el turismo religioso deja cada año una derrama económica de al menos 10,200 millones de pesos.

Durante Semana Santa, cerca de 11.2 millones de viajeros recorrieron el país y los lugares más visitados fueron Taxco, San Luis Potosí, Querétaro, Oaxaca y San Miguel de Allende.