ADELANTE
Pepe Valencia

Si de acuerdo a la percepción de los ciudadanos existe un alcalde peor que sus antecesores, entonces tiene que haber una o uno mejor. Falta que la o lo encontremos y elijamos. Hablo de Xalapa y de todos los municipios veracruzanos. Lo ideal es empezar desde ahora.

¿Qué desea la gente de sus autoridades? Honestidad y capacidad para mantener limpia, segura y hermosa la ciudad.  Esto se logra con un eficaz servicio de recolección de basura, con excelente vigilancia policial y honradez en la aplicación de recursos públicos para dotación de servicios básicos y mantenimiento de parques y jardines.

En Xalapa hay algo más que ofrecer: no aumentar el impuesto predial y congelar las altas tarifas del agua potable mientras se efectúa un estudio profundo para reducirlas y al mismo tiempo  mejorar el servicio. ¡Claro que es posible!, lo que ocurre es que hasta ahora la CMAS ha sido acaudalada caja chica de alcaldes.

En los restantes 211 municipios, pequeños, medianos y grandes, también debe evaluarse la actuación de las actuales autoridades, ver en qué fallan y exigir que cumplan.

Realicemos un ejercicio para detectar a ciudadanos idóneos y conformemos  planillas en los 212 municipios para contender en las próximas elecciones. No importa por cuál partido participen. Alcaldes, síndicos y regidores que se comprometan con los electores, que firmen y si fallan, les revocamos el mandato y ya.

Una ciudad segura, limpia y hermosa atrae turismo. Ello reactiva la economía, genera empleos y aumenta el circulante monetario en la localidad. ¿Qué hacen al respecto las actuales autoridades?

Un cabildo eficiente no permite devolver recursos federales por no haberlos aplicado en obras etiquetadas. Esto es negligencia, irresponsabilidad, incapacidad, ineptitud. En otras palabras, esta clase de servidores públicos no sirven. ¡Que se vayan o los echamos!

Todas las familias anhelan una ciudad tranquila, bella, pulcra, con servicios públicos de calidad, donde las autoridades abran las puertas del palacio a los ciudadanos que deseen exponer su problemática, presentar denuncias o sugerir soluciones.

Que alcalde, síndico y regidores recorran de vez en cuando las congregaciones y colonias del municipio para escuchar a los vecinos, a mujeres y hombres que siempre tienen algo importante que decir.

Siguiendo con Xalapa, ¿qué falta por resolver? Todo. El agua potable es demasiado cara, hay basura por doquier e inseguridad en toda la ciudad. Busquemos al mejor alcalde o alcaldesa en los 212 municipios.

Conozco a mujeres y hombres honorables y entusiastas que desempeñarían con dignidad, decoro y aptitud el cargo. ¿Quiénes alzan la mano y dicen: Yo?