Aún prevalece la práctica de afiliar a los nuevos maestros al SNTE en algunos estados. No les preguntan, sólo los afilian; otros más informados deciden a qué sindicato quieren pertenecer. Según el Artículo 358 de la Ley Federal del Trabajo, ésta señala que a nadie se puede obligar a formar parte de un sindicado o a no formar parte de él. Sin embargo, hay buenas noticias para los maestros, ya que, de acuerdo a la reforma de este artículo, serán los propios maestros quienes determinen por ley a qué gremio sindical quieren pertenecer.

Es cierto que en estos momentos los maestros son los que determinan a qué sindicato afilarse, no obstante, veladamente los encaminan al SNTE, ya que este es el gremio que tiene la negociación salarial.

Pero por qué decimos que hay buenas noticias para los maestros, pues con la Reforma laboral impulsada por AMLO, y una vez aprobadas las modificaciones al artículo 358 de la Ley Federal del Trabajo, que establece el voto personal, libre, directo y secreto para la elección y reelección de las directivas de los sindicatos, los poco más de un millón 800 mil docentes del país podrán elegir de manera directa, libre y secreta al dirigente sindical que representará al magisterio nacional ante el Gobierno Federal.

Ya se verá si los maestros se hacen participes de este logro y si forman parte de la democratización de uno de los sindicatos más charros que han existido en México.

LBP Noticias