Mario “N” libre; la Cuarta Transformación se activa y transforma delito de pederastia en una simple “equivocación”

 
Al parecer puede más la Cuarta Transformación que cualquier delito de violación. Esto lo decimos porque después de ser detenido el asesor del Senado, Mario “N”, pareja sentimental de Claudia Balderas, quien lo apoya «porque somos pareja», todos esperaban que el señor se pasara cuando menos unos 40 años de prisión por el delito que se le imputaba. ¿Pero qué cree? La Cuarta Transformación se activó y transformó el delito de pederastia y violación en una simple “equivocación”. Bastaron unos cuantos días, horas quizá, para que la niña que supuestamente había sido obligada a subir a una camioneta y que había sufrido tocamientos por parte del Gato, se desdijera. Bueno, hasta los padres de la menor se desistieron de la denuncia, a pesar de que el padre de la niña fue quien pidió a la Policía Naval a que detuvieran al sujeto quien supuestamente había violado a su hija. Por supuesto Mario “N” recibió el apoyo de la senadora morenista Claudia Balderas, «porque somos pareja y las parejas nos apoyamos», le mandó dos abogados que de inmediato lograron que su defendido saliera de prisión al no haber denuncia, al no haber señales de violación, a pesar de que el encargado del motel de donde salió la pareja también había sido detenido. Esta es la Cuarta Transformación, la que transforma delitos de pederastia en equivocaciones.
Chendo Mentiras, libre por el momento, pero debe responder por sus excesos y desfalcos en San Andrés Tuxtla
A quién quiere engañar Manuel Rosendo Pelayo con el video que subió a redes sociales en donde se para en el centro del parque para saludar a la gente que ni lo quiere saludar, pero como son muy decentes en San Andrés Tuxtla pues le extendieron la mano; si tanto lo quisieran como él dice, lo hubieran hecho diputado federal en las elecciones pasadas, pero el caso es que su derrota fue apabullante. Chendo Mentiras, como alcalde de San Andrés, le quedó a deber mucho a los ciudadanos. Nunca hizo ese teleférico que tanto anunció y que le iba a cambiar el rostro a San Andrés; el presupuesto se lo gastó entre sus compadres, dándoles obra sólo a los amigos que le respondían con un porcentaje de mochada; a esos que ahora, por cierto, le cerraron la puerta cuando quiso esconderse de la ley, uno de ellos Jorge Carvallo Delfín. Por ahora Manuel Rosendo Pelayo goza de salud y libertad y se puede pasear todas las tardes en el parque, pero tiene que responder por los desfalcos, uno de ellos en agravio de la empresa Liconsa, otro el de las luminarias contratadas a empresas fantasma, luminarias que ya no iluminan. De momento tiene un amparo que lo libera de la prisión preventiva, de momento, pero Rosendo Pelayo deberá responder a la justicia, así como los ciudadanos le respondieron “No”, cuando éste quiso ser su diputado federal. Lo detuvieron sí, ahí están las imágenes, pero lo dejaron ir gracias un amparo, pero de que tiene que responder ante la ley, eso que ni qué.
López Obrador no puede pedir a Reforma ni a ningún otro medio que revele sus fuentes; ni en buen plan ni en mal plan
Andrés Manuel López Obrador cree que un debate sobre la transparencia en los medios podría ser muy interesante. Esto viene al caso pues el presidente de México le pidió, en buen plan al periódico Reforma, que revele quién le filtró el borrador de la carta en la que el presidente mexicano pide al gobierno español se disculpe por la Conquista de hace 500 años. López Obrador insiste que en aras de la transparencia el Reforma debería decir quién filtró el documento, pues de descubrirse que fue el gobierno español el que filtró el borrador de la carta, entonces “qué autoridad moral puede tener un gobierno que filtra un documento en estas circunstancias”. La reacción de muchos analistas sobre este punto, revelar las fuentes, es contundente, no se puede permitir que un gobierno exija eso, porque con ello no sólo se vulneraría al medio informativo, sino además la libertad de expresión. Si los medios revelaran sus fuentes, esto inhibiría a las personas que tienen información valiosa que compartir con la sociedad, pues no lo harían por el riesgo que representaría quedar implicados. Habría que decirle a López Obrador que el debate sobre este tema ya se dio, y quedó inscrita la resolución en varios tratados internacionales en los que se defiende el derecho a reservar las fuentes informativas. Cabe mencionar que el conflicto entre el presidente con algunos medios, en este caso Reforma, debe ya de terminar. Si López Obrador es lo suficientemente democrático debe dejar expresarse a aquellos que no concuerdan con sus ideas; ni que fuera Donald Trump.
Armando Ortiz                                                           aortiz52@hotmail.com
 

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar