Mientras el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se alistaba para su conferencia matutina, en Palacio Nacional, una mujer sospechosa estacionaba su vehículo fuera del recinto, justo frente a la puerta del edificio. La mujer, quien se identificó con el nombre de Mariana Loza, acudió al lugar alrededor de las 07:00 horas. Leticia Ramírez, de Atención Ciudadana, interceptó a la sospechosa quien pretendía ingresar al Palacio.

Al ofrecerle dialogar, la joven externó que no hablaría con alguien que no fuese el presidente. Poco después, personal del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) llegó al lugar para atender a la joven y verificar que no se encontraba bajo efectos de algún estupefaciente o alguna otra sustancia ni en estado de ebriedad. Durante un par de horas, la mujer solamente se sentó en el suelo, frente a su vehículo.

Luego de esto se retiró sin causar mayor problema. Las autoridades confirmaron que dentro del automóvil había una maleta y unas bolsas cuyo contenido era incierto. Asimismo, se especuló la posible procedencia de la mujer; esto por las placas de su coche que indicaban ser de Morelos. Qué extraño acontecimiento fue éste, seguramente a AMLO le ardían las orejas estando en su conferencia de prensa.

¿Qué pretendía hacer esta mujer con un acto tan audaz? ¿Qué contenido portaba dentro de su vehículo? ¿Por qué llegar con tal urgencia para hablar con el presidente prácticamente en pijama? Sin duda, un hecho muy raro ¿Usted qué opina?

LBP Noticias