La llegada de la última película del UCM que dará fin a la tercera fase del mismo, será una gran cereza en el pastel de éxito de esta industria cinematográfica sin precedentes. Este suceso tan esperado ha causado gran revuelo en varias partes del mundo. Los fans, cual coleccionistas en subasta, han arrasado con los boletos de preventa como si de algún material raro y valioso se tratara. Para algunos de ellos esto se ha convertido en un negocio y muy bien remunerado.

Aquellos que no pudieron conseguir los tan ansiados boletos, se han vuelto víctimas de los astutos compradores, aunque quizá ellos no lo vean así. En esta reventa de boletos los vendedores los han ofrecido en cantidades excesivamente mayores a lo que se dan en taquilla. Por la cantidad de tres mil 200 pesos las personas pueden disfrutar el estreno de esta película. En sitios como eBay estas entradas se ofrecen por la suma de 500 dólares.

Parece que hay personas que se pueden dar el lujo de despilfarrar su dinero en nimiedades como ésta, o quizá algunos tan osados que sacrificaron los gastos de sus necesidades básicas por unas cuantas horas de disfrute, pero quizá ya ni para el refresco y las palomitas les quede.

¿Usted gastaría estas cantidades que muchos quisieran tener para cosas más importantes?; qué inconveniente, hay en esperar unos días más y pagar el precio razonable, invitar a más personas y aún tener lo suficiente para no tener que caminar hasta casa.

LBP Noticias