Redacción.- La petrolera estatal mexicana informó que reducirá 375 empleos de su corporativo y empresas subsidiarias. La meta del ajuste es poder ahorrar 549.2 millones de pesos al año en puestos de trabajo que la empresa considera que están duplicados, áreas con excesivo personal o posiciones como asesores particulares y choferes.

Pemex fusionará también dos subsidiarias, un cambio respecto a la política de la administración anterior, que las había creado para dar más transparencia.