El diputado local Omar Miranda Romero advirtió que de no existir un tratamiento especial adecuado de los residuos sólidos de Xalapa se podría tener un tiradero de cielo abierto y provocar un problema de salud pública a corto plazo.

Por ello, exhortó al Ayuntamiento de Xalapa a rendir un informe respecto del manejo, tratamiento y disposición final de los residuos sólidos urbanos.

Dijo que es necesario que el gobierno municipal demuestra que Xalapa cuenta con las certificaciones y/o autorizaciones para el manejo adecuado de los residuos.

Además solicitó que las autoridades en materia ambiental, en los ámbitos de concurrencia federal y estatal, emitan un comunicado al respecto y realicen las inspecciones necesarias para garantizar que no existe riesgo ambiental alguno.

Recordó que el pasado 28 de marzo autoridades del ayuntamiento, encabezadas por el presidente municipal y mediante el uso de la fuerza pública tomaron posesión del terreno e instalaciones que integraban el relleno sanitario de Xalapa.

Dichas autoridades municipales permitieron el acceso de camiones recolectores de residuos sólidos urbanos al terreno que conforma el relleno sanitario de Xalapa ubicado en El Tronconal, lo que es preocupante ya que dicho ayuntamiento no cuenta con personal experto en la materia, ni considera los mínimos indispensables para el manejo ambiental necesario y hace que se depositen residuos sólidos a cielo abierto, sin aplicar las medidas y acciones necesarias, para prevenir o reducir “la liberación de contaminantes al ambiente, los procesos de combustión no controlada, la generación de malos olores, la proliferación de fauna nociva y demás problemas ambientales y sanitarios, pero, especialmente, la generación de lixiviados, mismos que pueden dar lugar a la contaminación del suelo y de cuerpos de agua, provocando su deterioro y representando un riesgo potencial a la salud humana y demás organismos vivos”.

Subrayó lo dispuesto en la Norma Oficial Mexicana NOM-083-SEMARNAT-2003, en su numeral 7 que determina las características operativas del sitio de disposición final, entre las cuales destacan un manual de operación que contenga programas específicos de control de calidad, procedimientos de operación, dispositivos de seguridad y planes de contingencia.

Además, monitoreo de biogás, monitoreo de lixiviados, monitoreo de acuíferos, control de registro, e informe mensual de actividades.

“Estamos conscientes que es necesaria la recolección de residuos sólidos urbanos para una salud pública integral, sin embargo sin el tratamiento especial adecuado esto solo se puede traducir en un tiradero de cielo abierto, evidenciando la solución del ayuntamiento en un problema de salud pública mayor a corto plazo”, añadió.

Ariadna García/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO