La Comisión estatal de derechos humanos mediante su delegación regional étnica inició una investigación en contra de la Policía Municipal de Jesús Carranza, ante una queja presentada por un ciudadano quien fue sacado de su domicilio, mantenido preso por varios días y sometido a una tortura pese a estar enfermo.

 

 

Se trata de Juan Antonio FA, de 44 años de e edad y quien padece de ataques epilépticos. Vive en Nuevo Morelos, congregación de Jesús Carranza y este miércoles decidió quejarse ante la Comisión estatal de derechos humanos.

 

Afirmó en que queja que el pasado 27 de marzo, elementos de la Policía Municipal lo sacaron de su domicilio, lo detuvieron dentro de ella lo llevaron a la cárcel municipal donde estuvo cuatro días preso sin derecho a la libertad bajo ninguna forma, aun sin estar a disposición de alguna autoridad.

 

Se le acusaba de haber peleado con uno de sus hermanos, quien había pedido la detención.

 

El día de los hechos, al salir, fue golpeado por los Policías y ante los ataques epilepticos, requería de un médico pero nunca le permitieron hacer una llama de auxilio y menos se le proporcionó la ayuda médica.

 

Hasta el momento, no le han dicho el motivo por el cual estuvo preso. Sus familiares han decidido buscar el apoyo de la alcaldesa Teresa Guillén Trinidad para expresar su queja, pero no le han concedido audiencia.

 

Ante esta situación, decidió presentar la queja a fin de que se realice la investigación y se efectúe lo que por ley corresponde en contra de los elementos policiacos al mando de Jaime Cervantes Milagros.

 

NAVALES ACUMULAN DOS DENUNCIAS EN ACAYUCAN

 

La Policía naval acumuló en menos de 24 horas, una segunda denuncia ante la Fiscalía del fuero común de esta ciudad, luego de que un ciudadano acusara a elementos de la corporación de haberlo detenido y obligado a conducir un vehículo con reporte de robo.

 

 

Carlos Daniel Hernández Sagrero de 19 años de edad, afirmó en la denuncia que el pasado 20 de abril fue detenido en Corral Nuevo, por elementos de la Policía naval bajo el mando del “Comandante Zavala”, y se lo llevaron hasta la carretera Costera del Golfo para obligarlo a que se subiera a un camión tipo pipa, cargado con gas, que resultó tener reporte de robo.

 

Luego de que le tomaran fotos sobre el vehículo, fue llevado a la comandancia de la corporación en Acayucan, donde lo mantuvieron cautivo desde las 8 de la mañana hasta las 10 de la noche en que lo llevaron a Coatzacoalcos para ponerlo a disposición de la Fiscalía del fuero común de esa ciudad.

 

Durante el tiempo en que estuvo preso, fue torturado, golpeado dentro de la prisión preventiva, acusó.

 

La Policía naval lo remitió a la fiscalía de Coatzacoalcos, bajo el cargo de poseer un vehículo con reporte de robo. El 22 de abril fue dejado en libertad por no haber elementos que comprobaran que él traía la unidad o que lo hubiera robado, comprobando que la prueba consistente en testimonios de los mismos policías navales y las fotos a los que fue obligado dejarse tomar; fueron pruebas fabricadas para inculparlo, sin saber el motivo por la que la autoridad, había decidido hacerlo.

 

La Fiscalía de Acayucan inició la carpeta número UIPJ/DXX/F2/673/2019 por abuso de autoridad de la Policía Naval.

 

Apenas el pasado lunes, otro ciudadano acusó la misma causa en contra de la Policía naval y este martes por la noche, lo hizo Carlos Daniel Hernández Sagrero.