Al parecer las palabras del presidente Andrés Manuel López Obrador no cayeron muy bien al Comité Ejecutivo Nacional del SNTE. Si éstos pensaron que el destino de estas palabras era únicamente para para la maestra Gordillo, pues se equivocaron. Y es que hasta el momento, la resistencia para convocar a elecciones libres y democráticas, como sugiere el presidente, ha sido por parte de la gente de Alfonso Cepeda.

Es cierto que ellos alegan que son legítimamente constituidos por un congreso realizado en febrero del año pasado, donde elementos de la Policía Federal, estatal y municipal resguardaron el centro internacional de convenciones de Puerto Vallarta, ya que maestros de la CNTE protestaban por la ilegitimidad del mismo. Pero libertad y democracia sindical es lo que quiere el presidente, quiere ver a los maestros votar en urnas, sin acarreos y sin amenazas.

Según el propio mandatario, los maestros darán una verdadera clase de civismo. Así que, la pelota ya está en la cancha de los cepedistas, ya veremos hasta cuándo se dignan lo señores a mover la pelota. ¿O acaso estarán esperando que los aprieten con los expedientes negros que están en la mesa de la secretaria de Gobernación?

LBP Noticias