A las claras se ve que no han sido cumplidos los compromisos de alianza entre Morena y el PT, porque van por lo menos dos conferencias de prensa en que los liderazgos de ese partido critican acremente al régimen estatal.

Hace una semana, el sectorial de mujeres criticó que el nuevo gobierno veracruzano “no es incluyente y sólo está sirviendo para acomodar a hijos, hermanos o conocidos. Ese no es el gobierno de la 4T”, afirmaron las féminas.

Y este martes, la cabeza visible, Vicente Aguilar, arremetió contra las políticas de seguridad pública, al afirmar que: “Las dos instancias que deben brindarnos protección y justicia pronta y expedita, brillan por su ausencia y por su incapacidad. Ni la Secretaría de Seguridad Pública que encabeza Hugo Gutiérrez Maldonado, ni mucho menos la Fiscalía General con Jorge Winckler Ortiz, cumplen con sus funciones”.

Esta clase de rupturas entre antiguos aliados hacen vislumbrar que la operación política sigue deficiente, lo que seguramente abarca más áreas.