Una joven de 19 años, de nombre Nusrat Jahan Rafi, fue quemada viva después de haber denunciado acoso sexual por parte del director de la escuela religiosa a la que asistía en Bangladesh.

De acuerdo a la información de BBC Mundo, el 27 de marzo la estudiante acudió a la policía para denunciar que ese mismo día el director la llamó a su oficina y la tocó de forma inapropiada en repetidas ocasiones; pese a que la policía trato de disuadirla, tras filtrarse el vídeo de las denuncia a medios locales las autoridades arrestaron al hombre.

La detención generó manifestaciones entre los estudiantes hombres de la escuela, por lo que la estudiantes dejó de asistir.

Sin embargo, el seis de abril regresó a presentar sus exámenes finales, relató Mahmudul Hasan Noman, hermano de la joven, a la BBC.

Una vez dentro de la escuela, una de sus compañeras la llevó al tejado y ahí un grupo de personas cubiertas con burkas la presionaron para que retirara la denuncia.

Tras negarse, fue rociada con queroseno y le prendieron fuego, sin embargo, sobrevivió y fue capaz de dar su testimonio.

El pasado 10 de abril la joven murió debido a las quemaduras en el 80% de su cuerpo, crimen que ha indignado al país entero.

Con infromación de Publimetro