Los homicidios en el país se han reducido de 99.9 a 77.5, aunque aún no son los niveles que se espera alcanzar, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En su conferencia de prensa matutina, el titular del Ejecutivo expuso que entre enero y noviembre de 2018, con el anterior gobierno, el promedio de asesinatos en México fue de 91.3 diarios, cifra que se elevó a 99.9 en febrero de este año.

La cifra registrada en marzo fue de 77.5, de acuerdo con las gráficas presentadas por el presidente en su rueda de prensa matutina, en Zapopan, Jalisco.

El presidente reconoció que el mayor número de asesinatos se da en los estados donde hay presencia de bandas de crimen organizado.

“Está probado que donde hay más presencia de estas bandas es donde tenemos más problemas de violencia. Por ejemplo, ayer se nos aumentó el número de homicidios a más de 80, antier estuvo como 60, 65, ayer más de 80 en el país, subió”, explicó el presidente.

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, estableció que sí se realizan operativos con el fin de inhibir los homicidios en aquellos lugares donde la violencia se ha disparado.

“Buscamos primero identificar dentro de las ciudades, tratar de hacer un cerco identificando las principales vías de acceso a las ciudades, las áreas dentro de las ciudades, las áreas más conflictivas, las colonias donde se presenta la mayor cantidad de este tipo de delitos.”, detalló el general secretario.

El presidente reconoció que se continúan realizando operativo de decomiso de drogas, pero no se divulgan.

Puntualizaron que, en Jalisco, entidad en la que se han registrado episodios de violencia del crimen organizado fueron desplegados 7 mil 664 elementos de la policía militar, la policía Naval y la policía federal para reforzar la seguridad.