La llegada de priistas y expriistas a cargos en la nueva administración estatal o federal corresponde a decisiones de los actuales gobiernos “y se respetan”, indicó la presidenta del PRI en Veracruz, Lillián Zepahua.

Dijo desconocer los motivos por los que se les haya dado esa oportunidad en el nuevo gobierno, pero el trabajo que deberán hacer al frente de las diferentes delegaciones tendrá que ser dirigido a los programas y ciudadanos que se acerquen.

Comentó que algunos son militantes y otros ya no son militantes pues en anteriores ocasiones participaron en alguna elección con otros partidos.

Consideró que las nuevas administraciones les están dando la oportunidad por tratarse de personas con experiencia.

Respecto a la reunión que se tuvo en el salón Juan Moctezuma y Cortés entre aspirantes a la dirigencia estatal con militancia, destacó que se invitó a las cuatro fórmulas, dos de las cuales no acudieron pero para todos hay “piso parejo” y a todos se les han abierto las puertas en igualdad de condiciones para facilitar el proceso.

“Es un ejercicio, es una forma de unidad, de respeto entre las fórmulas que están contendiendo”, expresó.

La idea, abundó, es que sea un proceso transparente y abierto en donde la militancia tendrá que decidir quién será su dirigente.

Comentó que cada quien tras sus propias propuestas y la militancia debe escuchar y en su momento decidir por quienes consideren los representarán de los mejor manera.

Nora GabrielaLira/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO