El 15 de abril de este año resultó ser un día fatídico para los habitantes de Paris, Francia y para todo el mundo. Ese día se incendió uno de los sitios históricos más emblemáticos de la humanidad como lo es la catedral de Notre Dame. El corazón de la famosa “Ciudad del Amor” parecía partirse al ver un sitio tan significativo para los parisienses ser casi consumido por las llamas. Sin embargo, el 15 de abril no ha marcado solamente a los habitantes de Paris, pues a lo largo de la historia se han dado acontecimientos que han golpeado a más de un país. Aquí te recordamos algunos de ellos.

El 10 de abril de 1912 comenzó el viaje de no retorno que emprendiera el célebre trasatlántico británico, Titanic. Este coloso del mar zarpó desde su país natal en el puerto de Southhampton con destino a Nueva York. Las poco más de 2 mil personas a bordo no se imaginaron el desastre que se daría días después. A las 23:40 horas del día 14, el barco colisionó contra un iceberg. Horas más tarde, en la madrugada del 15 de abril de ese año culminó su trágico hundimiento.

En 1865, un día como cualquier otro, Abraham Lincoln acudió junto con su esposa al teatro Ford a presenciar lo que sería la última obra que vería en su vida el expresidente de los Estados Unidos. A un par de horas de terminar el día, el sonido de un disparo paralizó por completo el lugar. Los presentes sólo pudieron ser espectadores de un hombre que caía al piso con un agujero en su cráneo. Esto dio fin a la existencia de Abraham Lincoln, quien fue el blanco y víctima de John Wilkes Booth, actor estadounidense.

LBP Noticias