El cambio climático no permite predecir con exactitud la próxima llegada de fuertes vientos o cambios bruscos de temperatura que pondrían en riesgo la vida de una o varias familias. Y es que en Zhengzhou, una ciudad China, muchas personas vivieron segundos de terror por la llegada de un tornado en pleno parque, donde familias completas disfrutaban de un domingo.

Algunos de los presentes sostenían con fuerza su celular para grabar la fuerza del fenómeno, mismo que levantó varios metros un inflable donde niñas y niños brincaban sin cesar; sin embargo, esa diversión fue impedida cuando volaron por el cielo entre polvo y gritos de desesperación por salvar su vida.

El saldo fue de 18 menores y 2 adultos heridos, varios de ellos de gravedad. Lo más lamentable se informó horas después en los hospitales donde eran atendidos: dos niños fallecieron por la gravedad de sus lesiones. Y es que la naturaleza ya ha mostrado su fuerza en distintos momentos y puntos del continente, donde han resultado alarmantes las pérdidas humanas.

LBP Noticias