Se espera que vote menos del 25 por ciento de militantes priístas registrados ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

Esto en el proceso de renovación del CDE del PRI en Veracruz que inició con retrasos en la instalación de casillas, así como quejas y señalamientos de algunas irregularidades.

En total se debían de instalar 223 casillas, no obstante se confirmó que a las 10:00 horas se habían instalado 123 casillas y a las 11 de la mañana menos de 200, según información de algunos militantes, lo que puede representar una irregularidad.

Al respecto, el titular de la Comisión Estatal de Procesos Internos del Partido, Carlos Brito, justificó que las casillas ubicadas en zonas alejadas de las cabeceras municipales son las que sufrieron retrasos.

Añadió que se complicó la comunicación del proceso de instalación, pero sin incidentes mayores o con las quejas comunes de cada proceso.

Brito informó que el padrón del PRI está integrado por 160 mil 520 militantes, de los cuales se espera que acudan a las urnas entre 30 a 40 mil priístas, es decir, menos de 25 por ciento.

“Sinceramente somos muy optimistas, esperamos que voten unos 30 o 40 mil compañeros”, declaró en entrevista.

Acompañado de las comisionadas Anabel Ponce Calderón y Alicia González, aseguraron que el resultado de la elección interna se estará presentando hasta este lunes, en razón del traslado que deberá de hacerse de los paquetes electorales.

El Comité Estatal descartó que los candidatos estén comprando votos a través de alguna prebenda o despensa, sin embargo estarán atentos a cualquier reporte.

Cabe señalar que durante las votaciones en las oficinas del Comité Directivo Estatal hubo inconformidades de algunos militantes, entre ellos el diputado local Jorge Moreno, quien dijo que no pudo emitir su voto al no estar registrado en el padrón que fue presentado ante el INE en 2016.

Jesús Ruiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO