Los gobiernos de Veracruz, Chihuahua y Chiapas son los que más recomendaciones por violación a los derechos humanos recibieron durante los últimos 15 meses; es decir, a lo largo de todo 2018 y hasta marzo de este año.

De acuerdo con un recuento de las recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Veracruz acumula a la fecha cuatro, Chihuahua tres y Chiapas tres.

La entidad jarocha recibió el 28 de marzo del año pasado una por vulnerar los derechos a la vida y la seguridad pública. Luego, el 28 de septiembre, aún con el gobernador panista Miguel Ángel Yunes, otra por vulnerar la libertad de reunión, trato digno e integridad personal y libertad de expresión, relacionada con ataques contra periodistas.

El 18 de diciembre se presentó una recomendación por la omisión de respuesta a otro señalamiento iniciado por la comisión estatal y que no fue atendida.

A la vez, el 28 de diciembre, el morenista Cuitláhuac García recibió la primera en su administración que, pese a que son hechos realizados en la gestión anterior, tiene obligación de cumplir y atender.

Se trata de la 89/2018, relacionada con el asesinato de un periodista.

En tanto, el panista Javier Corral recibió el 13 de julio una, luego de que impugnó la que le había impuesto la Comisión Estatal de Derechos Humanos relacionada con un caso de violación del derecho de acceso a la justicia.

Cuatro días después volvió a recibir otra por la inadecuada atención médica, en agravio de cuatro recién nacidos indígenas.

Y el 21 de diciembre se le inició una donde se le pide que los servicios de salud se atiendan de manera adecuada.

Por su parte, Chiapas recibió el 19 de abril una por no permitir el acceso a la justicia en contra de dos personas.

El 30 de abril otra por no permitir el derecho a la justicia a la comunidad indígena tseltal, y el 28 de diciembre una más por el desplazamiento forzado interno en comunidades de Chalchihuitán y Chenalhó.

De igual manera, Tamaulipas, ha atendido tres recomendaciones en el mismo periodo.

Una por la violación al derecho a la vida de una defensora de derechos humanos, otra por vulnerar el derecho a la protección a la salud, así como a la libertad y autonomía reproductiva en agravio de una mujer adolescente, y la tercera por no garantizar el derecho de acceso a la justicia.

Por su parte, Jalisco sólo recibió una recomendación por la falta de control de seguridad de una comisaría; Nuevo León también registró un caso por lesiones dentro del penal de Cadereyta; Querétaro tiene una por la vulneración a derechos a la salud; y la Ciudad de México una por vulnerar el debido proceso de una persona.

Previo a su fallecimiento, la gobernadora panista de Puebla, Martha Érika Alonso, recibió una el 21 de diciembre por la violación a la protección de la salud e interés superior de la niñez; en tanto, el 27 de diciembre Tlaxcala recibió una por violaciones al derecho al acceso a la justicia; y finalmente, el 31 de diciembre Baja California Sur recibió una recomendación por violación a la procuración de justicia.

Imagen del Golfo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO