Contraesquina Política

Fernando Martínez Plascencia

*Gonzalo Guízar y Amado Cruz: Una alianza y un claro mensaje al gobernador Cuitláhuac García.

Vaya muestra de civilidad y de operación política le han recetado al gobernador Cuitláhuac García, y a su secretario de gobierno Erick Cisneros, los diputados Gonzalo Guízar Valladares y Amado Cruz Malpica, al reunirse con Jorge Winckler Ortiz, fiscal del estado, y con diferentes autoridades municipales de la zona sur, para tratar temas tan delicados, como es la enorme inseguridad que existe en esta región.

Llama la atención esta reunión, porque mientras el gobernador y el secretario de gobierno siguen con su pleito inútil, dejando a los ciudadanos abandonados en medio de esta lucha estéril, los congresistas locales se reúnen en Coatzacoalcos con el fiscal general y llaman a la concordia y a la unidad a las autoridades municipales, para caminar en un solo rumbo y en un solo sentido, haciendo a un lado el discurso que en nada ayuda en estos tiempos, y buscar resultados en acciones en conjunto, caminando unidos, en una lucha que hasta hoy, parece perdida.

Gonzalo Guízar y Amado Cruz son diputados de este distrito de Coatzacoalcos, uno rural y el otro urbano, respectivamente, elegidos por el voto directo de los ciudadanos, es decir, que hicieron campaña electoral en el pasado proceso electoral, donde fueron en alianza, MORENA con el Partido Encuentro Social. Ambos personajes resultaron ganadores en dicha contienda.

La línea trazada por ambos diputados en más que clara; se trata de sumar esfuerzos, más allá de ambiciones personales que no conducen a nada, que es tiempo de dejar atrás los odios y rencores.

Gonzalo siempre ha dado muestras de su capacidad política, juega de una, de dos y hasta de tres bandas, por donde usted lo quiera ver, es un hombre todo terreno, hoy, al reunirse con Amado Cruz, un hombre que también ha demostrado una gran madurez y visión política, que construye en base al diálogo, mandan el mensaje de que caminan en una sola ruta sobre proyectos y necesidades en beneficio del pueblo que los eligió.

Amado Cruz Malpica es un hombre cercano al presidente López Obrador, era el prospecto a dirigir la Junta de Coordinación política de la cámara local de diputados, pero la lucha entre Cuitláhuac, Manuel Huerta y la inefable Rocío Nahle, lo dejó fuera del reparto, ahí donde se tejen las negociaciones, sin embargo, en política todo termina siempre por acomodarse y ha encontrado en Gonzalo Guízar un gran aliado político, con el que construye una gran alianza.

No es casualidad que ambos personajes se haya reunido, con el fiscal,  con el pretexto de estar interesados en darle seguimiento al tema de seguridad. En realidad lo de fondo de este encuentro es el mensaje al gobernador, es decir, Amado Cruz Malpica, y Gonzalo Guízar se reúnen para decirle que, están dispuestos a sentar a Winckler pese a su oposición, y dejar atrás, agravios pasados. Si no lo quiere entender, allá él. Así de simple.

A esta reunión acudieron la Síndica del ayuntamiento de Coatzacoalcos, Yazmín Martínez Irigoyen, quien tiene la comisión de seguridad, siempre atenta a este tema tan delicado, así como la alcaldesa de Nanchital Zoila Balderas. Ambas ediles, preocupadas, acudieron al llamado de los diputados para decirles que están dispuestas a colaborar, a trabajar coordinadamente, a correr el riesgo que todo esto significa, con tal de entregar resultados a un pueblo cansado ante tantos hechos de sangre.

Con esto que acaba de suceder en Coatzacoalcos, hoy más que nunca, Cuitláhuac García debe comprender y entender que su venganza política en contra del fiscal Jorge Winckler ha sido infructuosa, desastrosa, que su obsesión por quitarlo y llevarlo a juicio político fracasaron, y que su insistencia por la vía de la descalificación lo deja muy mal parado, y  lo hace ver muy mal como gobernador. Quiere otra muestra más señor gobernador de como quiere caminar el poder legislativo con el fiscal del estado? Más claro ni el agua. Al menos acá por el sur ha quedado muy claro.

Es tiempo de asumir una mejor actitud política para poder darle rumbo a Veracruz. El gobernador debe entender que en la derrota se puede alcanzar una mejor perspectiva política para sacar del hoyo a este estado.

Es tiempo de que el gobernador comprenda que hay tiempos de sumar, de sumirse y de sumarse. Que el andamiaje de la política es la negociación y que el espíritu de ésta es el bien común, a costa de intereses, filias o fobias personales.

Es tiempo de comprender y aceptar que el congreso local, a pesar de ser mayoría morenistas, está dividido y que se equivocó al nombrar a Juan Javier Gómez Cazarín como su coordinador, que le falta mucha preparación y capacidad política de negociación, y que prueba de ello es la permanencia de Jorge Winckler como fiscal.

Coatzacoalcos es uno de los municipios más azotados por el vendaval de la violencia del crimen organizado. Secuestros, ejecuciones, extorsiones, cobro de piso y un sin fin de delitos de toda naturaleza, son el pan de todos los días. Familias enteras que huyen ante el terror que se vive, son cosa cotidiana en esta ciudad.

Aquí hay un presidente municipal que se llama Víctor Carranza que no entiende ni mucho menos comprende este tema, que le da igual lo que suceda en la ciudad en materia de seguridad, que prefiere seguir solapando actos de corrupción y de nepotismo como lo que acaba de suceder con la hermana de su secretario particular Ángel Echavarría, Mariana de los mismos apellidos, al nombrarla como nueva directora del CADI-DIF Eva Samano, en sustitución  de la ex directora de este jardín de niños, quien fue vinculada a proceso por el probable delito de pederastia y abuso sexual. Aquí en Coatzacoalcos al alcalde le da igual que exista un secretario del ayuntamiento llamado Miguel Pintos Guillén y que tenga a su hermano Mario, de los mismos apellidos, como tesorero municipal, y mucho menos le importa que su director jurídico, Agustín Jiménez, tenga a su esposa trabajando en el mismo departamento jurídico, y así como estos hay varios caso más. El colmo de todo esto, es que la Cuarta Transformación presumió de austeridad, pero a todos estos personajes los tiene con enormes salarios, que rebasan los 40 mil pesos mensuales.

De ese tamaño la insensibilidad de este alcalde que ha resultado en año y tres meses, uno de los peores alcaldes, que desapareció los recursos millonarios sin que existan obras de trascendencia. Un alcalde que ha resultado un verdadero fracaso ante su política de indiferencia de lo que se vive diariamente en esta ciudad