El Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz estuvo en Acayucan y vivió en carne propia las malas condiciones en que los fiscales de Acayucan laboran.

 

En enormes instalaciones, los encargados de procurar justicia tienen que soportar, al igual que los ciudadanos que acuden a denunciar, las altas temperaturas que alcanza el inmueble al cual no se le ha instalado el equipo de aire acondiconado que prometió el entonces Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

 

Aunque fue ya dentro del periodo donde es Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz no ha podido destinar los recursos necesarios para que el personal a su cargo, trabaje cómodamente o al menos en condiciones adecuadas para poder operar y recibir a los quejosos.

 

Este sábado estuvo en la ciudad, en las instalaciones de la Unidad integral de procuración de justicia ubicada en la calle Guerrero, para atender al líder cañero y exalcalde de Hueyapan de Ocampo, Lorenzo Velásquez Reyes, luego de que personal de la Policía Naval lo encontrara en una casa de seguridad en la colonia Emiliano Zapata de esta ciudad.

 

Ahí pudo sentir el calor y el olor a sudor que se siente en ese sitio, amplio sí, pero sin ventilación. Luego se reunió con los alcaldes de Acayucan, Cuitláhuac Condado Escamilla y el de Soconusco, Rolando Sinforoso Rosas, en un encuentro donde se analizó los problemas de seguridad en esta zona. La reunión fue a puerta cerrada en las instalaciones de la Policía Naval, ubicados en la carretera Oluta-Acayucan.

 

Estuvo presente el Diputado local, Gonzalo Guízar Valladares y representantes de los ayuntramientos de Ixhuatlan del Sureste, Nanchital y Las Choapas, además del Fiscal Regional de la zona sur-Coatzacoalcos, Uriel Moreno Mendoza.

 

Staff Imagen del Golfo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO