Al menos en cuatro municipios de Veracruz la Cruz Roja Mexicana recortó sus horarios de atención para proteger al personal y paramédicos ante los hechos violentos y la inseguridad que prevalece en algunas regiones del estado.

La delegada estatal de esta benemérita institución, María de los Ángeles Villa de Rodríguez, reconoció que por la violencia, principalmente en la zona sur, se han visto obligados a reducir jornadas de primeros auxilios con la intención de resguardar al personal.

Hasta el momento las sedes que han implementado estas medidas son las que se ubican en Matarredonda en el municipio de Pueblo Viejo, Acayucan, Tierra Blanca y Cardel, regiones donde se han disparados los delitos.

Sin embargo, la representante de la Cruz Roja Mexicana aclaró que ninguna delegación ha cerrado a causa de la inseguridad, pero reconoció que se han visto obligados a implementar medidas preventivas para mantener a salvo a los socorristas.

“Tenemos muy claro que nuestro personal médico y colaboradores no son héroes, no van a enfrentarse a una situación que no les compete como la inseguridad”, expuso al insistir en que los trabajadores de la Cruz Roja Mexicana sólo acuden a auxiliar a quien lo requiera en su momento.

En otro tema, la delegada estatal dijo que a pesar de la falta de recursos mantienen sus servicios en casi todos los municipios del territorio veracruzano, y además, continúan con la conformación de dos nuevos patronatos, en Tempoal y Pánuco, para habilitar nuevas sedes y ampliar la cobertura en la zona norte.

Poza Rica- 2019-05-0718:27:40- José Martín/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO