Línea Caliente

Por Edgar Hernández*

¿Esconde el gobierno el escándalo de las patrullas y la transa de los  85 millones que alguien se embolsó?

Rápido, muy rápido que aprenden los morenos una de las más exitosas mañas inventada por Fox cuando fue Presidente de México, la caja china.

En el ojo del huracán por la primera crisis de corrupción de parte del gobierno del “honesto” gobernador –según el Peje- Cuitláhuac García Jiménez por un temilla de 208 milloncejos de pesos por la compra de patrullas, este martes  su administración denuncia 150 presuntos delitos cometidos por el enemigo favorito del régimen, el Fiscal General, Jorge Winckler.

Olvidemos la danza de los millones que se embolsó alguien cercano al patrón por la compra de vehículos a la NASA o a la casa Ferrari –no se sabe bien a bien- ya que lo importante es ver como se acata el mandato del Peje de romperle su madre a Winckler.

Y es que luego del fracaso legislativo de la bancada local de Morena en su pretensión de llevar a juicio político al ex empleado de Yunes Linares, ahora le inventan un nuevo recurso jurídico federal para tumbarlo.

Antes el gobernador quiere demostrar que ese individuo es un verdadero violador de leyes, que digo violador, es un vivales, roto, transa, criminal, fratricida, parricida, delincuente, atracador, facineroso, forajido, bandido, perverso, malhechor y todo lo que termine en “or”.

¿Y lo de las patrullas?..

 

No interrumpir, ¡Por favor!

 

Lo más importante es que el secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, presentó ante la delegación de la Fiscalía  General de la República  (FGR), una denuncia en contra del Fiscal Winckler por obstrucción de la justicia al esconder alrededor de 150 expedientes.

 

Alguien dijo por ahí que los tiene guardados en una casa  allá por el Estero, aunque eso es extra oficial, ya que otros dicen que los tiene en un depa de Nueva York… ¡Vaya usted a saber!

 

Pero ¡Al toro!

 

Hace rato don “Bola Ocho”, perdón, el Secretario General de Gobierno, Erick Cisneros a quien no se le hizo tumbar a Winckler ni para Navidad ni para Reyes, pero que ahora “espera en Dios” que antes del Día de las Madres se le haga, declaro:

 

“Estuvimos acompañando a Hugo Gutiérrez Maldonado, secretario de Seguridad Pública a presentar una denuncia en contra del Fiscal Jorge Winckler por probables actos que puedan constituir un delito, esto es, que durante 2017 y 2018 escondió más  de 150 órdenes de aprehensión y subirlas a Plataforma México”.

 

Habrá que insistir en que fueron irregularidades correspondientes a 2017-2018, es decir, que lo que no fue de su año, si fue de su daño.  

 

Desde luego que el señor Cisneros no aclaró si se denunciaría también a Javier Duarte por los 12 mil desaparecidos y las 200 fosas clandestinas, ni si acusarán recibo por los  10 mil millones que supuestamente recibió Fidel para su campaña electoral, o la entrada de los Zetas en 2004, ni si se ocuparían de los temas Tarek, Bermúdez, Karime, Mansur y toda la fauna que se llevaron 35 mil millones de pesos.

 

¿Y lo de las patrullas?.. Un tema para el basurero.

 

Seguimos.

 

En entrevista, el encargado de la política interna del Estado expuso que con esa irregularidad el Fiscal  contribuyó a que estas personas –las de las 150 órdenes de aprehensión no cumplidas- “pudieran andar libremente, no sólo por el Estado de Veracruz, sino por todo el país”.

 

La denuncia fue presentada ante la Fiscalía General de la República  (FGR), delegación Veracruz.

 

Así, la declaración del segundo de a bordo del gobernador, desde luego, aparta y distrae la exigencia del senador Julen Rementería, quien demanda al gobernador aclarar tan elevado costo por la compra de patrullas y la empresa con la que hizo la operación.

 

De acuerdo a un cálculo del panista “estaríamos hablando de alrededor de 122 millones de pesos, sin embargo, el monto suma 208 millones de pesos. Nosotros llamamos monto perdido por 85 millones de pesos”.

Así que, lo nuevo, lo nuevo es el pleito con el Fiscal… ¿Y las patrullas?

¡Ah, qué bien chingas, chayotero!

Tiempo al tiempo.

 

*Premio Nacional de Periodismo