Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

 

Con características físicas y biológicas que lo identifican como un enorme mar de más de tres millones de kilómetros cuadrados; que además ha servido para bordar sobre de él todo tipo de leyendas de terror bastante fundamentadas…

Pues durante Siglos, los marinos que queriendo cruzarlo se atrevieron a retarlo, fueron atrapados y acabaron en el fondo de sus aguas; formando parte de lo que, a tanto desafío, se convirtió en un cementerio de buques y tripulaciones…

Cuando las embarcaciones eran impulsadas por el viento, a vela, dirían los expertos, al cruzar por este mar sin playas; pues está bordeado por corrientes marinas: la del Golfo, la del Atlántico Norte y una corriente ecuatoriana que lo hacen girar lentamente en el sentido de las manecillas del reloj…

Convirtiéndolo en un mar con poca fauna marina, pero propicio para el desarrollo de algas, que son el lugar favorito para desove de las anguilas; y de plancton, que consume grandes cantidades de sales y cambia la densidad del agua en la superficie…

El caso es que enmarados, con frecuencia atrapaban a los barcos en inmensas islas flotantes, que con cero vientos en el centro de la corriente giratoria; y con la diferencia de densidad del agua con las capas inferiores, los buques se hundían más y quedaban inmovilizados…

Por lo que, abandonados a su suerte, los tripulantes morían cuando se les agotaban el agua y los alimentos…

Algunos osados llegaron a escapar de este terrible mar de algas y plancton, con embarcaciones más ligeras o menos cagadas que serían más fáciles de mover con alguna racha de viento…

Cabe mencionar que cargas enteras de mercancías se han hallando al fondo junto a las embarcaciones; lo que quiere decir que intentaban deshacerse de su lastre con tal de moverse…

Y al entrevistarlos dijeron que habían sido atrapados por algas cuyas burbujas de aire que hacen que floten, se parecían a una especie de uva llamada salgazo; de ahí el nombre del Mar de los Sargazos que dicen que se lo impuso un marino portugués que logró salvarse de sus garras…

Original Mar que comparte leyendas con las Islas Bermudas, cuyo triángulo, por ahí mismo, también ha servido para inspirar todo tipo de mitos…

Lo que si es cierto, es que si ese tipo de algas descubiertas por el almirante Cristóbal Colón en su primer viaje, prolifera, como está sucediendo actualmente y no solo en el Caribe, es porque la química del agua está cambiando y hace un medio propicio para el desarrollo de esta flora…

Ahora bien.  La pregunta es por qué está cambiando la química del agua; para lo que los expertos y científicos deben de tener una y mil hipótesis.  Pero solo hay que vernos en el espejo para encontrara los responsables.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.