Al menos 42 empleados, algunos con antigüedad laboral de hasta 25 años, fueron despedidos de la delegación del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe) en Veracruz, por lo que tomaron las instalaciones para exigir su reinstalación o el pago de un finiquito del Gobierno Federal.

Una de las empleadas de Conafe, Demetria Reyes expuso que despido injustificado fue hecho de manera verbal. No les han dado ningún documento que avale el despido.

Algunos de los extrabajadores tienen antigüedad de entre 3 y 25 años, por lo que consideran que su despido fue injustificado.

El despido grupal se los hizo saber el delegado de Conafe en Veracruz, Francisco Herrera Jiménez, al leerles un documento que les manifestaba que por órdenes de la secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP) quedaban sin empleo.

La delegación se quedó, expusieron, solo 10 sindicalizados y 40 espacios conocidos como “presupuestados”. Esto complica atender las 34 regiones prioritarias en educación.

Manifestaron que incluso hay trabajadores con sueldo de 1700 a la quincena, y confiaban en que sus salarios mejorarían a partir del nuevo gobierno, sin despidos.

Los ex trabajadores dieron a conocer que el despido se generó luego de que desde nivel federal fuera enviado un documento que señalaba que toda persona que hubiera sido contratada a partir del 1 de diciembre del 2018 en una plaza permanente, eventual o de honorarios debía ser separada del cargo.

Pablo Milagro Ramírez y David Ramírez detallaron que no se les ha liquidado y tampoco se les ha dado una respuesta del por qué fueron despedidos los trabajadores con antigüedad.

Imagen del Golfo/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO