Veracruz padece el flagelo de la desaparición de personas desde hace muchos años, a lo que Federación, estados y municipios han sido incapaces de dar una respuesta ante el legítimo reclamo de las víctimas, reconoció el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez.

Además advirtió que las diferencias políticas no deben estar por encima del legítimo reclamo de los familiares de personas desaparecidas al derecho a la justicia.

“Los reclamos de justicia, paz y seguridad de las víctimas y de la sociedad no tienen filiación política o ideológica, pues nacen del dolor y la impotencia frente a la falta de respuestas debidas y pertinentes desde hace varios años por parte de las autoridades a la violencia, las agresiones y conductas ilícitas”, expuso.

Durante la presentación del Informe Temático 1/2019 dijo que los problemas que Veracruz y el país enfrentan en materia de inseguridad requieren una atención urgente y prioritaria, misma que no puede estar condicionada o verse afectada por diferendos políticos, ideológicos o de cualquier otra índole.

“Todas y cada una de las autoridades deben actuar debida, responsable y coordinadamente ejerciendo a cabalidad las funciones propias de su cargo”, dijo.

Refirió que la efectiva prevención de los delitos así como la procuración e impartición de justicia no son funciones o tareas de una sola persona o instancia, sino sistemas que requieren articulación y coordinación entre instituciones.

“Basta que un eslabón o un paso dentro de estos procesos falle, no se realice o que un servidor público no actúe debidamente para que el camino a la justicia de las víctimas se trunque y subsista la impunidad, misma que es casi total no solamente en Veracruz sino en todo el país”, agregó.

Dijo que el tema de las desapariciones en México es un flagelo y la barbarie se refleja en varias regiones, por lo que Veracruz no está exento de esa grave problemática pues las cifras así lo indican.

“Los lamentables descubrimientos de fosas clandestinas así lo hacen ver (…) nos refleja que Veracruz padece este flagelo que son muchos años que se viene con este problema y donde la Federación, estados y municipios han sido incapaces de dar una respuesta al legítimo reclamo de las víctimas”, dijo.

Así, consideró que las autoridades de los tres niveles de gobierno se deben poner “en los zapatos de las víctimas”, pues su exigencia los ha llevado a ser ellos quienes estén buscando a sus desaparecidos.

“El Estado no puede renunciar a sus responsabilidad de determinación de responsabilidad para saber el paradero de miles de personas desaparecidas”, añadió.

El Estado Mexicano ha sido incapaz, acusó, de proporcionar seguridad por un lado e investigación profesional y técnica por otro.

Por ello, insistió en la necesidad de llamar a las autoridades de la Federación, estados y municipios para que se articulen.

Además dijo que es necesario que los estados de la República terminan de conformar sus comisiones estatales de búsqueda, con la que Veracruz ya cuenta. En noviembre pasado se instaló el Sistema Nacional de Búsqueda con apenas ocho de 32 comisiones locales.

Sobre la posible existencia de fosas clandestinas en los penales, como se dio a conocer en el caso de Coatzacoalcos, dijo desconocer de ello pero consideró que ningún sitio debe estar exento de búsqueda a partir de indicios viables.

Ariadna García/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO