Desde el Café

Bernardo Gutiérrez Parra

Nadie sabe cómo aterrizó la misiva anónima en el escritorio de Maura Ledesma Arronte, directora de Cultura de Paz y Derechos Humanos del Gobierno del Estado, pero lo que sí es verdad es que la carta prendió los focos rojos y las alarmas entre los encargados de la vigilancia en los penales veracruzanos.

En ella se denuncia que en el interior del penal Duport Ostión de Coatzacoalcos existen fosas clandestinas, pero además se detallan con pelos y señales los lugares exactos donde se supone están las fosas en las que habría al menos 40 cadáveres.

Esto que parece argumento de un fantasioso escritor de cine de terror, podría ser cierto dado que en las cárceles veracruzanas los directores, subdirectores, policías y custodios nomás están de adorno y al servicio de los internos de grueso calibre, que son los auténticos jefes y dueños de los mal llamados Centros de Readaptación Social.

Ledesma Arronte anunció que el Comisionado Estatal de Búsqueda de Personas Desparecidas, Geiser Caso Molinari, fue enviado de inmediato a Coatzacoalcos y ya se encuentra investigando en el penal: “Nos parece gravísimo porque las fosas clandestinas son el cáncer de Veracruz, y que existan fosas en espacios públicos de Gobierno es inadmisible” indicó la funcionaria.

En caso de ser cierto lo de la carta, quien dio la orden de enterrar despojos humanos en el Duport Ostión debe ser alguien poderosísimo. Alguien con muchísimo dinero para billetear e incluso amenazar a reos, custodios y a los responsables de esa prisión. Es decir, alguien con muchísimo dominio y potestad dentro y fuera de ese penal.

Sin salir de su estupor Maura Ledesma dijo que la búsqueda de más cadáveres podría extenderse a todos los reclusorios del estado y de comprobarse la existencia de fosas en Duport Ostión, habrá consecuencias legales para los encargados de ese lugar. “Esto es algo que no se puede quedar así, se tiene que hacer un análisis de todos los penales y buscar información más pertinente… Por supuesto que se tiene que sancionar a los responsables”. 

¿Consecuencias legales? ¿Sancionar a los responsables? Lo veo difícil. En casos como este es cuando se echa a andar la maquinaria de la corrupción como sucedió con las fugas del Chapo Guzmán (sobre todo con su segunda fuga), donde a pesar de que los mismos reos denunciaron el escándalo que hacían las excavadoras que construyeron el túnel por donde se escapó, oficialmente ningún funcionario de los de arriba se enteró nada ni resultó responsable. Quienes fueron a prisión fueron segundones.

Quizá lo peor de todo esto es que Veracruz volverá a ser noticia mundial, pésima y horrenda noticia mundial. Ahora no sólo asesinan y cercenan a seres humanos para enterrarlos en fosas clandestinas en cualquier paraje desolado. Ahora (y como para mandar el mensaje de que los violentos se han adueñado de casi todos los rincones de la entidad), esas fosas se hacen en el interior de los penales.

bernardogup@nullhotmail.com