Si Éric Cisneros creyó que con un simple tuit iba a quedar enterrada su amenaza en contra de los periodistas de Veracruz, pues está equivocado. La amenaza en contra de los periodistas veracruzanos debiera ser replicada, sobre todo porque Veracruz ha sido un estado muy golpeado por los asesinos de periodistas. Las amenazas de Patrocinio Cisneros sólo alientan a esos asesinos a causar daño a los periodistas, pues si la parte oficial amenaza, por qué ellos no. Es por ello que celebramos que Carlos Loret de Mola en su columna de El Universal se refiera a la amenaza.

En su Saciamorbos Loret anota: “Fiel a la línea dictada desde la mañanera en Palacio Nacional, el secretario de Gobierno de Veracruz, el morenista Eric Cisneros, lo ha dejado claro para los periodistas: están con su jefe, el gobernador Cuitláhuac García, o… ¡están con el crimen organizado! O sea, que el que critica al gobernador puede ser considerado criminal. Vaya, vaya. Su brutal irresponsabilidad destaca en un estado tan violento y con tantas muertes de periodistas en la impunidad. Luego dijo que se le sacó de contexto. Ajá”.

Lástima que muchos comunicadores en Veracruz, ya sea porque les están untando la mano con migajas o por miedo, se queden callados o hasta excusen a este secretario de Gobierno fascista. ¡Pero esos ya tendrán su galardón!

LBP Noticias