No fue tan exitosa la marcha de protesta contra Andrés Manuel López Obrador, como hubieran querido sus fifí-impulsores, ni tan desangelada como les hubiera encantado a los chairo-zombies. Sí es una manifestación muy temprana dentro de un régimen que apenas está llegando al medio año y en eso puede residir su importancia, porque podría adquirir más fuerza en próximas convocatorias.

Seguro el Presidente la descalificará este lunes. Dirá que son los fifís manifestándose, que a los conservadores no les gustan los cambios y que nada detendrá la Cuarta Transformación.

Cualquier mexicano reflexivo y sensato querrá que las palabras del mandatario sean verdaderas. Que la 4T dé resultados, se acabe la corrupción, se abata la inseguridad y la economía florezca como nunca.

En Veracruz, si quiere actualizarse sobre los temas de moda lea usted este día a Raymundo Jiménez, a Armando Ortiz, Pablo Jair Ortega y Claudia Guerrero, quienes coinciden en temas de patrullas y SEV.