Más de 300 mil habitantes de Coatzacoalcos se encuentran en desesperación ante la falta del agua potable que padecen desde hace dos meses, situación que ha rebasado los límites ante las altas temperaturas de más de 40 grados y que pone en riesgo la vida de niños y personas de la tercera edad, al ser los sectores más vulnerables.

“Es una situación desesperante, no tenemos ni para bañarnos y los calores están intensos, la gente se desespera porque no hay ni una gota, no sabemos cómo le podemos hacer no han pasado las pipas, hay niños y es más difícil y preocupante la situación”, recalcó el señor Fidel izquierdo Bautista persona de la tercera edad quien tiene su domicilio en la colonia Rafael Hernández Ochoa.

Para atender esta contingencia la Comisión del Agua del Estado de Veracruz activó 11 pipas, mientras que la secretaría de Obras Públicas y Desarrollo Urbano otras cuatro, pero estas han sido insuficientes para abastecer a las familias ubicadas en las colonias Benito Juárez Norte y Sur, Santa Isabel en sus tres etapas, Divina Providencia, Lomas de Barrillas, Empleados Municipales, Estero del Pantano, por mencionar algunas.

“Al dio se llenan 15 pipas, se están dividiendo de dos a tres pipas por colonia que les abastecen diariamente pero la verdad es que es insuficiente, a veces los hemos dejado hasta tres días sin agua pero es porque no nos damos abasto tenemos que ir recorriendo todos los sectores”, expresó Félix Vázquez, encargados de las bombas de agua, ubicadas el parque la Noria.

Cabe destacar que esta situación se debe a la temporada de estiaje, fenómeno natural que se presenta cada año, y que se ha tornado mas critico durante este 2019 a comparación de los los últimos 20 años.

Por ello, la presa el Yuribia ubicada en Tatahuicapan, ha presentado una baja en el suministro, lo que ha provocado que del 40% de líquido que llega a la ciudad ahora sólo se abastezca la mitad cantidad que se desperdicia en fugas y el mal uso del recurso por parte de los habitantes.

Por su parte los choferes de las pipas comentaron que pese a que trabajan más de 15 horas la situación continúa sin regularizarse ya que la necesidad es demasiada, por lo que pidieron la comprensión de la ciudadanía que en ocasiones se ha tornado agresiva en la desesperación de obtener este recurso.

“Estamos tratando de darles el servicio a la ciudadanía hasta donde se puede, es cansado pero debemos hacerlo, a veces la gente piensa que no queremos darle el servicio pero no es eso es que acudimos a donde nos están haciendo los reportes, por eso les pedimos de su comprensión”.