Contraesquina Política

Por: Fernando Martínez Plascencia

Coatzacoalcos, Ver a 07 de mayo de 2019

 

Omar Berdón Arres: El encargado de la policía de Coatzacoalcos no obedece órdenes de nadie

Miguel Pintos: El verdadero títere de Rocío Nahle

Víctor Carranza: Solo es un monigote.

Cuitláhuac García: La corrupción invade su gobierno.

René Bejarano: El señor de las ligas tuvo que ir a terapias por órdenes de AMLO.

No le falta razón a la síndica del ayuntamiento, Jazmín Martínez Irigoyen, cuando pide la intervención del Congreso local para que meta orden en este municipio que se encuentra de cabeza, y en donde, a la enorme cantidad de problemas financieros originados por la falta de transparencia del alcalde Víctor Carranza, ahora se suma la rebeldía e insubordinación del encargado de la policía municipal.

 

Resulta que la síndica, preocupada por capacitarlos y prepararlos, llevó a cabo las gestiones necesarias para que la Fiscalía del estado impartiera un curso a los elementos policiacos municipales en el nuevo “Sistema Penal Acusatorio”, que les permita tener mayores conocimientos jurídicos y legales en la materia.

 

La finalidad es tener una mejor policía, más capacitada como primeros respondientes en cualquier hecho delictivo en el que intervengan, y con esto no violentar el Debido Proceso, para que el delincuente no alcance la libertad tan fácilmente alegando algún hecho violatorio de sus garantías individuales, con eso de que el delincuente tiene más derechos que el ciudadano decente.

 

El caso es que el día de ayer en la inauguración de dicho evento, estando presentes los regidores Francisco Zamudio, Blanca Hilda Cuevas, Ángel Raúl Estrada Bernal, el diputado local Gonzalo Guízar Valladares, Uriel Moreno Mendoza, fiscal regional, Leticia Espinoza Nicolás, directora del instituto de formación profesional de la FGE,  y la síndica Yazmín Martínez Irigoyen, con toda prepotencia, Omar Berdón Arres, nombrado encargado de la policía por el autollamado comandante supremo Víctor Carranza, cuando despidió al almirante Víctor Colorado, ex director de la policía, sacó a los guardianes municipales de dicho curso.

 

Este aprendiz de policía, quien a decir de la síndica no tiene la preparación ni el perfil para ocupar dicho cargo, no le importó que la maestra Yazmín Martínez sea su superior jerárquico y que ella es encargada de dicha comisión y que por lo tanto le debe respeto por su investidura.

 

A Omar Berdón, no le importó hacer el ridículo con su actitud, y sin importarle que estos policías habían sido convocados por la síndica, en donde también se dieron cita los elementos policiacos de Nanchital que llegaron acompañados de Gaspar Ramos quien llevaba la representación de Zoila Balderas, presidenta de este municipio,  y de las Choapas que llegaron con su director Javier Zúñiga y la síndica de dicho ayuntamiento, Martha Angélica Salazar González, en representación de Miguel Ángel Tronco, los retiró sin medir que este curso tiene como finalidad actualizarlos para facilitar y sustentar el trabajo del ministerio público, y desde luego, darles una mejor respuesta a los ciudadanos en la prevención del delito.

 

En esto que sucedió con este sujeto encargado de la policía, habría que preguntarse si lo que hizo ayer fue una decisión personal o sí  recibió instrucciones del comandante supremo para llevar a cabo semejante afrenta a los ediles que estaban presentes que no daban crédito a lo que veían, quienes finalmente vienen siendo sus jefes inmediatos, o en el peor de los casos, que este señor haya recibido órdenes del verdadero títere que finge, perdón, funge como secretario del ayuntamiento, que se llama Miguel Pintos, y que él y su hermano el tesorero, Mario Pintos Guillén, son el verdadero poder tras el trono por órdenes de la nefasta Rocío Nahle,  y en este sentido, si analizamos bien, Carranza solo viene siendo un monigote, sin capacidad cerebral.

 

Por lo pronto la síndica ha pedido al cuerpo edilicio se considere tal nombramiento en esta persona, que acumula también despidos injustificados en contra de la tropa policiaca que ya no lo soporta por su prepotencia, y pide la intervención del congreso local para que pongan la mirada en Coatzacoalcos que, poco a poco ha venido perdiendo credibilidad, y de continuar así, poco se podrá hacer en la siguiente elección, en donde desde ahora se frotan las manos los priistas y panistas.

 

Oiga, qué relajo se ha armado con la compra de las 160 camionetas para seguridad pública, y es que resulta que don Cuitláhuac García está enredado en este tema.

 

Huele a corrupción han dicho varios personajes de la política y de las cámaras empresariales que, señalan que dicha compra, aparte de haberse realizado en otro estado, tiene el tufo de la falta de transparencia de gobiernos anteriores.

 

En dicha compra se gastaron 208 millones de pesos, pero que al hacer  multiplicaciones las cuentas no cuadran por ningún lado, y al hacerse más grande e inexplicable, tuvo que salir don Cuic a decir que lo que había pasado es que como Miguel Ángel Yunes Linares no les dejo el suficiente dinero, solo les alcanzó para comprar al cash 50 unidades que tuvieron un costo de 39 millones 940 mil de pesos, y el restante,-como 168 millones de pesos-se utilizó en el arrendamiento de dichos vehículos porque eso les va a permitir “ahorrar” un buen varo, según ellos.

 

Y es precisamente aquí donde tuerce la marrana la cola, porque es de todos sabidos que uno de los negocios más  redituables de los gobiernos de cualquier orden, estriba en el arrendamiento de unidades y que con ello se gana un buen billete mensual, dependiendo del vehículo arrendado, así que en lugar de comprarse 250 unidades con las que se cubriría los 212 municipios, y sobrarían para alguna comunidad, Cuitláhuac prefirió, con el dinero restante que es algo así como 168 millones de pesos, arrendar 110 unidades. ¿Como la ve?

 

¿Este es el tipo de austeridad a la que se refiere Andrés Manuel López Obrador?

 

¿Dónde está el ahorro señores? A la larga siempre saldrá más caro este tipo de embustes mercantiles, porque el caso del que hablamos, ni se cubren todos los municipios y se termina pagando más.

 

¿Por qué no mejor invierte el gobierno en un taller con toda la tecnología que le dé el servicio adecuado a sus unidades? Eso sí sería un verdadero ahorro, pero no, la Cuarta dice que ya se acabó la corrupción y que no tenemos por qué pensar mal, y si anda usted de mal pensado creyendo que tienen ambición por el dinero, no se le olvide que ésta es una enfermedad que requiere terapia………eso dijo AMLO, pregúntenle a él.

 

Si no me creen……..¿por qué René Bejarano, el señor de las ligas está manejando sus programas sociales? Lo mandó a terapias por años para lograr redimirlo de ese gran pecado de agarrar lo que no le pertenece. De otra forma no estaría con él. Así de simple con la 4T.