Agencias/Sociedad 3.0

El Congreso de la Ciudad de México decidió prohibir para el próximo año la comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico al consumidor, salvo que sean biodegradables.

Los legisladores de la CDMX consideraron que la decisión puede trastocar intereses económicos, por lo que anunciaron que a partir de septiembre debatirán un paquete de medidas para generar estímulos fiscales con los que las empresas puedan migrar de producir plásticos a materiales biodegradables.