Con la presencia del director general de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz, Félix Jorge Ladrón de Guevara Benítez, quien estuvo acompañado del alcalde Nicolás Reyes, se puso en operación el “Pozo 22” para reforzar el abastecimiento de agua en la ciudad y represionar la zona alta, como son las colonias Nueva Mina, Riuiz Cortínez y la colonia Hidalgo.

El ejecutivo de la CAEV estatal expresó que se atiende una carencia que se tenía por años y en entrevista con los medios aseguró que en este mismo año se definirá el proyecto para fortalecer el abastecimiento que proviene de la presa Yuribia, y no depender totalmente de ella, contemplándose las opciones de la presa La Cangrejera y el río Calzadas.

Por su parte, el jefe de la oficina operadora local de la CAEV, Eulalio González Azamar, expuso que el pozo 22 fue perforado en el 2016 y que “de un tiempo para acá” estaba fuera de operación, pero ante la necesidad por la falta de agua en diversas colonias, solicitó una trasferencia de la subdirección eléctrica del pozo 9-A que estaba fuera de servicio por la mala calidad del agua,

Así fue que se pudo echar a andar el pozo 22 que tiene 200 metros de profundidad y con un aforo de 36 litros por segundo. “Ya lo metimos a la red y está empezando a llegar a los domicilios, y si en algunas casos por la demanda del servicio no logra llegar en algunas horas del día, pero en la noche está llegando”, dijo el funcionario.

Se dijo que la inversión fue mínima, de 80 mil pesos para contratar la transferencia de la subestación eléctrica, con lo que se benefician cuatro colonias.

MarthinRuiz Urbieta/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO