Agencias/Sociedad 3.0

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que es válido que comience el proceso de licitación para las obras del Tren Maya, a pesar de que aún no se ha consultado a las comunidades indígenas.

Luego de que ayer el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) lanzara las bases para la licitación de las obras del tren, el Presidente reconoció que no se ha realizado la consulta prometida, pero consideró que no existe ningún problema porque los ciudadanos sí quieren que se construya el tren.

“Se está siguiendo todo el procedimiento legal en todos los casos; donde se necesite hacer la consulta se va a llevar a cabo. Sí es válido porque la mayoría de la gente de las comunidades indígenas apoya este plan. Claro que existe la disidencia y debe de respetarse, pero en la democracia es la mayoría la que decide, se respetan las minorías, pero es la opinión mayoritaria la que debe de tener la posibilidad de decidir al final. Eso es lo que se está haciendo”.

Aunque afirmó que sí realizarán la consulta tal como lo prometió y respetando la ley “porque nosotros no vamos a imponer, nada somos juaristas”.

Y acusó que nunca vio a los que hoy critican la falta de estudios ambientales o consultas a las comunidades, manifestarse en contra de los proyectos que se impusieron en el periodo neoliberal y que afectaron el entorno.

“¿De cuándo acá aparecen como ambientalistas? ¿Cuándo se opusieron, por ejemplo, al Lago de Texcoco, a la construcción del aeropuerto de Lago de Texcoco, que era la destrucción del lago Nabor Carrillo? ¿Leyeron ustedes reportajes en la prensa fifí en contra? Nada.

“Pero ahora que nosotros estamos gobernando y tenemos posturas distintas, que todo esto es, repito, legítimo, pues entonces: ‘A ver ¿ya hicieron consulta?’; ¿De cuándo acá los conservadores defienden a las comunidades indígenas?, si la verdad, la verdad, son bien racistas y clasistas; pero tienen derecho a expresarse, como también nosotros tenemos derecho a dar conocer nuestros puntos de vista”.