Del año 2013 a 2019 se cometieron en Veracruz 174 crímenes de odio, la mayoría de los casos se registraron en Coatzacoalcos, Poza Rica, Boca Del Río, Xalapa, Córdoba, Orizaba y Agua Dulce.

Jazz Bustamante, presidenta de la agrupación Soy Humano A.C., señaló que el estado de Veracruz sufre una problemática grave de aplicación de la justicia, deterioro de credibilidad de instituciones públicas como la Fiscalía General del Estado, y baja cultura de la denuncia.

“Nos preocupa que no exista un plan estratégico en el Estado de Veracruz por parte del Ejecutivo, Legislativo y Judicial. En el Estado de Veracruz se tendrían que incluir 4 ejes en el Plan Veracruzano de desarrollo como son educación, justicia y el laboral que es uno de los más importantes para que esta problemática de los crímenes de odio se atienda, es una problemática estructural”.

En lo que va del año han sido asesinados 10 integrantes de la comunidad LGBT en la entidad.

Advirtió que Veracruz es la entidad más peligrosa a nivel nacional para los integrantes de la comunidad pues el 60 por ciento de las víctimas trans ejercían el trabajo Sexual.

En 89 por ciento conoció a su agresor en alguna red social.

El 72 por ciento había convivido en más de una ocasión con su agresor.

El 40 por ciento de las víctimas trans terminaron en la fosa común.

“De estos 10 casos en este año nos colocan en el primer lugar nacional en este tipo de crímenes tan solo seguido del Estado de México, Guerrero, Michoacán y la Ciudad de México, de estos 10 casos uno es por lapidación en donde un menor asesino con piedras a una persona de más de 35 años en Coatzacoalcos. La gran mayoría de los caso son asesinatos con armas, le siguen los golpes, la tortura, la asfixia y las armas de fuego”.

Cabe destacar que solo 25 por ciento de los casos de violencia hacia personas LGBT son denunciados ante las autoridades correspondientes.

Laura Morales/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO