El cantante mexicano Vicente Fernández recordó el momento en que le fue detectado cáncer, luego de que los médicos encontraran una “bolita” en las vía biliares. “Hice una gira mundial y estando en Houston me encuentran una bolita en medio de las dos vías biliares y era cáncer. Cuando me dijeron que era cáncer, interrumpí la gira”, contó el Charro de Huentitan al programa De Primera Mano. Debido a la enfermedad, don Chente necesitaba un trasplante de hígado, mismo que se negó a recibir, porque, dreveló, no sabía de qué “cabrón” provenía, ni si era homosexual o drogadicto.

“Me querían poner un hígado de otro cabrón y les dije: ‘yo no me voy a dormir con mi mujer con el hígado de otro güey. Ni sé si era homosexual o drogadicto”, afirmó.

Por lo que Fernández decidió abandonar el hospital donde estaba internado, a pesar de que ya tenían el hígado que le sería trasplantado.

“No me querían dejar salir, me dijeron: ‘es que ya encontramos su hígado compatible. Ya viene el oncólogo’. Me vestí y me iba a salir y me dicen: ‘por favor don Vicente, váyase en la silla de ruedas, porque si le pasa algo nos cierran el hospital’. Me subí a la silla y llegando a la camioneta me fui”, contó.

Tras negarse a realizarse la cirugía, el intérprete detalló que fue trasladado a Chile, donde con ayuda de un robot, pudieron darle la atención necesaria. “Me dijeron de una operación con un robot. Me operaron y yo ni supe cómo fue mi operación”, agregó.

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO