Zenyazen Escobar, el Primero de Mayo los maestros lo llaman por su nombre verdadero: Nepotista y Corrupto

Al que le fue como en feria en el desfile del Primero de mayo fue a Zenyazen Escobar, secretario de Educación. Por una parte, los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación lo repudiaron como titular de la Educación en Veracruz. Para estos maestros Zenyazen Escobar aprovechó al Movimiento Magisterial Veracruzano para hacerse diputado primero, y después para usurpar el puesto de secretario de Educación. Es esta Secretaría donde más evidencia ha surgido sobre la corrupción y el nepotismo que ya se generaliza en el gobierno de Cuitláhuac García. Se han descubierto los pagos dobles que reciben los encargados de algunas direcciones en esta Secretaría; se han mostrado los documentos que certifican esta acusación. Se ha demostrado también la cantidad de parientes tanto del secretario como de sus cercanos. “El Jarocho”, jefe de Delegaciones de la SEV ha ido colocando a toda su parentela, y nadie le ha dicho nada. Caso que se descubre, caso que se evidencia y caso que se omite en la Secretaría y en gobierno estatal. Nadie pondrá orden, y por ello, para recordar al menos que son unos mentirosos, les fueron a poner mantas enfrente donde los llaman por sus nombres: Nepotistas y corruptos.
Primero de mayo, trabajadores piden que se acabe corrupción y nepotismo; el gobernador no tiene voluntad de hacer nada
No fue un día de campo la conmemoración del Día del Trabajo para el gobernador Cuitláhuac García. El primer acto cívico de su gestión como gobernador del estado de Veracruz. Las protestas abundaron, los reclamos y las reivindicaciones, todo ello forma parte de la parafernalia de este día en el que los trabajadores tienen voz y reclaman. Uno de los mayores reclamos fue el nepotismo y la corrupción. Dos de los flagelos que se han estado señalando desde hace meses; dos temas en los que se han mostrado evidencias: documentos, audios, videos, artículos completos, pero hasta el momento no se ha hecho nada. Lo grave es que el gobierno morenista llegó pregonando que en su gobierno no iba a haber ninguno de los vicios que se hicieron comunes en otros sexenios. Con esa promesa, con ese discurso de honestidad y limpieza fue que muchos electores se decidieron a votar por Morena. Hartos del PRI, hartos del PAN, querían creer que la propuesta del Movimiento de Regeneración Nacional sería la Cuarta Transformación. Pero la corrupción que empieza a anidar en varias dependencias del gobierno de Cuitláhuac García, pronto germinará y se hará una constante. Sobre el nepotismo, donde se pudo dar un ejemplo claro de que la honestidad no era sólo un discurso, el gobernador prefirió no hacer nada. Y no hizo nada porque él mismo vive en pecado, manteniendo en su puesto a Eleazar Guerrero, su primo incómodo, quien no sólo le abrió la puerta a sus excompañeros fidelistas y duartistas, sino que es el que se ocupa de los moches en el gobierno. Los trabajadores en el desfile del 1 de mayo piden que se acabe la corrupción y el nepotismo; llegará 2020 y volverán a pedir lo mismo, porque el gobernador no tiene la voluntad de cambiar nada.
Quitarán las horribles letras de Xalapa con los colores de Morena; ver esas letras nos recuerda al inepto de Hipólito
Después de ver las letras que Banderilla puso para que los visitantes se tomen la foto y quede testimonio de su visita, al alcalde de Xalapa se le cayó la cara de vergüenza por sus pinches letras horribles, las cuales puso en el Parque Juárez, casi para darle promoción al “Vocero de la Provincia”. Las letras de la palabra Banderilla son coloridas, decoradas con diversos motivos que van desde lo místico hasta lo coloquial, que incluye la fauna del estado de Veracruz, así como su arquitectura y su cocina. El afán no es partidista, ni presentar a la ciudad como un baluarte partidista. En cambio las letras de Xalapa son horribles, con esas flores que nos recuerdan que Xalapa no florece, sino que se llena de basura, escasez de agua, torpeza administrativa, nepotismo y corrupción. Ver esas letras horribles que traen los colores de Morena sólo nos recuerda que tenemos un alcalde inepto, menesteroso y contradictorio. Por ello, qué bueno que las van a cambiar; qué bueno que les entró la razón y buscarán otro tipo de letras con un diseño bello y adecuado, que refleje el espíritu de esta ciudad capital que merece un destino mejor. El alcalde dice que se hizo una encuesta en redes sociales; si a las mentadas de madre que le mandaron le llama encuesta, pues hizo bien en hacer caso a los reclamos de la ciudadanía.
Armando Ortiz aortiz52@hotmail.com
 

Comentar

Botón volver arriba
Shares
Cerrar
Cerrar