Luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador dio luz verde a las actividades de construcción de la refinería en Dos Bocas, Paraíso en Tabasco, cientos de personas se congregaron a la entrada del terreno donde se construirá la sede para solicitar uno de los 100 mil empleos estables prometidos por la Cuarta Transformación.

Del total de los empleos ofertados 20 mil plazas fueron abiertas para que los ciudadanos disputen por una de ellas.

Desde el día de ayer dos filas kilométricas se formaron afuera de las instalaciones del proyecto, en ellas se encontraban formados desde profesionistas hasta obreros, quienes con currículum en mano pasaron inclemencias del tiempo, incluso la noche del sábado para ser de los primeros en ser tomados en cuenta por las autoridades.

En el predio donde se construirá la refinería que procesará 340 mil barriles de combustible al día, la Secretaría de Energía (Sener) y Petróleos Mexicanos (Pemex) colocaron dos mesas de recepción de documentos e información de las plazas.

Autoridades estiman que alrededor de 7 mil aspirantes arribaron a dejar su documentación mientras que el día de hoy se esperan 5 mil personas.

Adán Augusto López Hernández, Gobernador de Tabasco, solicitó paciencia a los posibles aspirantes y a aquellos que han acudido a dejar sus documentos, pues señaló que los candidatos serán elegidos por su perfil y no por el sacrifico que les haya valido dejar sus papeles.

Asimismo, López Hernández manifestó que todas las solicitudes serán revisadas y clasificadas para aceptar a los mejores perfiles, además señaló que en los próximos días se continuarán recibiendo currículos.

Agencias/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO