La marca de la diseñadora de moda Carolina Herrera fue acusada por la Secretaría de Cultura tras sacar vestidos con diseños mexicanos. La Secretaría de Cultura al ver estos diseños le pidió a la marca Carolina Herrera y a su colaborador Wes Gordon una explicación del por qué habían usado diseños culturales mexicanos para su nueva colección RESORT 2020. Estos diseños son basados en los bordados de Tenango de Doria, Hidalgo, el Istmo de Tehuantepec y el sarape de Saltillo.

Ante esta polémica, la secretaria de Cultura, Alejandra Fraustro, declaró: «Apelando a la responsabilidad social y al prestigio internacional que los precede, solicito a usted, Sra. Carolina Herrera, como fundadora de la marca, y al Sr. Wes Gordon, como director creativo y quien encabeza la colección, que expliquen públicamente con qué fundamentos decidieron hacer uso elementos culturales cuyo origen está plenamente documentado, y cómo su utilización retribuye beneficios a las comunidades portadoras». Cabe señalar que la secretaria expuso que estos pueblos antes mencionados son un pilar para el desarrollo de la sociedad global.

Al momento, la Secretaria de Cultura ya trabaja para proteger la creatividad de los pueblos mexicanos y detener los actos de plagio de la cultura mexicana. La cuenta oficial de la Secretaría de Cultura posteó: «Pueblos y comunidades de México serán los titulares del derecho para el uso y aprovechamiento de sus elementos culturales. Alistan la primera iniciativa de ley para proteger la creatividad de artesanos y detener el plagio del arte popular».

LBP Noticias