Línea Caliente

Por Edgar Hernández*

 

 

“¡El crimen organizado es quien encabeza el millonario negocio!”

 

Ganaderos de toda la república exigen al presidente López Obrador detenga el ingreso ilegal por Centroamérica de un millón de cabezas de ganado, al tiempo que anuncian la creación de un frente común contra esta práctica en donde están metidos funcionarios de gobierno, agentes aduanales, la policía y el ejército.

“Debe detenerse el tráfico ilegal de ganado aprovechando la presencia de la Guardia Nacional en estos momentos estacionada en el sur de la república”, propuso ante el Congreso de la Unión el diputado veracruzano Juan Carlos Molina.

Es un negocio, “el negocio del siglo” que deja al año no menos de dos mil millones de pesos ya que quienes permiten la introducción ilegal de un millón de cabezas ganado enfermo en la mayoría de las veces, cobran 2 mil pesos por res”, insistió Molina, quien es además líder de la Liga de Comunidades agrarias y campesinas en Veracruz.

Con su denuncia desvela  el maquillaje de las transas.

En un encuentro con los más importantes ganaderos del sureste de la república a convocatoria de Molina, desde la Cámara de Diputados, se exigió asimismo revisar a las multinacionales comercializadoras de la carne de res que entra ilegalmente a México sin ningún control sanitario.

“Ya empacada, la venden a altos precios con el membrete de que es carne importada de la más alta calidad, cuando en los hechos millares de cabezas de ganado llegan enfermas luego de largas travesías por el territorio mexicano rumbo a rastros clandestinos”.

Las airadas denuncias de Juan Carlos Molina y los ganaderos no gustaron a Morena, sin embargo reconocieron la urgencia de investigar esta ilegal introducción de ganado por la frontera sur por tierra y por mar.

Molina adelantó además que en breve enviarán a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, el legajo de hechos en donde “damos pelos y señales de este negocio atentatorio a la salud pública”. 

El encuentro se sucedió ante la presencia del presidente de la Comisión de Ganadería, diputado Eduardo Ron Ramos; del dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), diputado Ismael Hernández Deras, además de ganaderos de Chiapas, Tabasco y Veracruz, ante quienes Molina Palacios precisó que es necesario que el gobierno federal aplique mano dura.

Que actúe.

“Que se combata este flagelo que afecta a la ganadería mexicana y pone en riesgo la salud de todos los consumidores de esta carne que carece de controles sanitarios adecuados”.

Consideró además prioritario formar un frente común en donde participen todos los organismos ganaderos del país, legisladores e instancias gubernamentales.

En la reunión participaron además el presidente de la Confederación Nacional Ganadera, Oswaldo Cházaro Montalvo, quien planteó la necesidad de establecer los controles sanitarios en la frontera sur.

Vale señalar que ya en entrevista periodística, Juan Carlos Molina adelantó que mañana jueves ante la tribuna del Congreso del estado de Veracruz presentará un punto de acuerdo y posterior iniciativa para que en Veracruz no se permita el paso del ganado por nuestro territorio.

Reveló además que el crimen organizado está metido en esta introducción ilegal de reses en contubernio con los “delincuentes de cuello blanco”.

Los ganaderos concluyeron que habrá nuevas reuniones de carácter pública para insistir en que se ponga un alto a esta práctica delincuencial que atenta al desarrollo de la ganadería nacional.

Y para la próxima visita presidencial a Veracruz, el diputado Molina ha solicitado audiencia a fin de exponer al presidente López Obrador esta problemática que tanto daña al país.

Tiempo al tiempo.

 

*Premio Nacional de Periodismo