Apenas 11 de las 17 plantas de Pemex Fertilizantes registran producción, pero por debajo de su capacidad instalada por el mal estado en que se encuentran, lo que está llevando a la empresa a la quiebra. Varias de las plantas chatarra se ubican en Veracruz, en los complejos de Cosoleacaque y Pajaritos.

Las plantas registran fallas mecánicas, maquinaria obsoleta, rehabilitaciones y paros prolongados por cambios de piezas, además de un bajo inventario de insumos, por aprovechamiento de su capacidad instalada es de 11 a 84 por ciento, de acuerdo con Reforma.

Estas plantas se encuentran ubicadas en los complejos de Cosoleacaque y Pajaritos, Veracruz, Lázaro Cárdenas, Michoacán y San Juan de la Costa, Baja California Sur, reportó la Superior de la Federación (ASF).

Seis de estas pertenecen a Pro Agro, nombre de Agro Nitrogenados, que la adquirió en estado chatarra en 275 millones dólares en diciembre de 2013; de ella han rehabilitado dos que producen urea.

Ocho forman parte de Fertinal, adquirida a inicios de 2016 con un sobreprecio de 635 millones de dólares, y las cuales registran un aprovechamiento de 26 a 84% a pesar de que producen.

De las cuatro ubicadas en Cosoleacaque, Veracruz, la ASF, la primera fue reportada en rehabilitación y no tuvo producción, mientras que las otras tres obtuvieron una eficiencia del 11 al 80 por ciento por fallas mecánicas y obsolescencia

Pemex Fertilizantes reportó en 2017 una pérdida neta de 12 mil 822 millones de pesos, debido a la baja producción, pérdidas de operación, baja de activos ociosos y un deterioro del crédito otorgado a Fertinal.

Esta subsidiaria de Pemex fue creada en 2015 para producir, distribuir y comercializar amoniaco, fertilizantes y derivados.

Reforma/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO