El excedente de la producción de azúcar que tendrá este año México será rematado en el extranjero a menos del 50 por ciento de su valor de producción real, lamentó Carlos Blackaller Ayala, presidente de la Unión Nacional de Cañeros Confederación Nacional de Propietarios Rurales.

“El reto que hoy enfrenta la agroindustria de la caña de azúcar es el tener que exportar al mercado mundial, un mercado de muy bajos precios donde se remata el azúcar de calidad como es la mexicana con azúcar cruda a precios muy bajos. Casi 18 por ciento de la producción nacional este año tiene que ser exportada al mercado mundial a precios muy bajos”, lamentó.

El azúcar a nivel nacional tiene un costo de entre 12 mil a 14 mil pesos en la región de Norteamérica y en el mercado mexicano, sin embargo cuando se remata a nivel mundial su costo cae hasta los 5 mil 100 pesos por tonelada.

Esto significa que en remate, el azúcar mexicana es comercializada a menos de la mitad de los costos que tiene en la región.

“La producción azucarera está alcanzando 6 millones 430 mil toneladas aproximadamente. Estamos hablando de cerca de 8 toneladas de azúcar por hectárea. Rendimientos de campo ligeramente por encima de las 70 toneladas por hectárea y esto hablándolo técnicamente es interesante.

“Sin embargo en términos de mercado estamos teniendo una mayor producción, el mercado nacional de azúcar tiene cierto estancamiento, no hay un crecimiento como el que deseáramos”, explicó sobre la producción actual.

La consecuencia de la sobreproducción es que para el cierre del ciclo el precio que se le va a pagar a los productores de caña esté a menos del 10 por ciento del precio que tuvieron en el 2018.

OliviaHernández Ortiz/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO