El “carding” es una nueva forma de estafa en línea que consiste en acceder ilegalmente al número de tarjeta bancaria y a través de un software, generar de manera aleatoria la fecha de expiración y el código de seguridad; con esa información los estafadores podrán realizar compras pequeñas que pueden pasar desapercibidas para el usuario.

Para evitar ser parte de este tipo de fraude, se recomienda que cuando utilice la tarjeta bancaria, no la pierda de vista o tampoco hay que dejar que la persona que vaya cobrar por usted, digite su código de seguridad, se debe también tener monitoreado los estados de cuenta para detectar compras que no fueron realizada por el propietario de la tarjeta bancaria.

Las víctimas de “carding” pueden acercarse a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, Condusef, en caso de necesitar ayuda o asesoría. Si usted fue víctima de “carding”, se aconseja acudir al ministerio público a levantar un acta para que su caso sea evaluado y darle procedimiento.

LBP Noticias