Hace unos días, el judoca, Nabor Castillo denunció a través de su cuenta de Twitter a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) por haber reducido considerablemente las becas que recibían de esta. Ahora, la Conade ha dado a conocer el motivo por el cual se tomaron estas medidas; según ellos, por una reestructuración en la asignación de las becas. Sin embargo, esta no fue la única problemática que involucró a la Conade, pues hace una semana la clavadista de altura, Adriana Jiménez hizo público en su cuenta de Twitter el retraso en los pagos de becas del fideicomiso del Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar).

En un comunicado sin firma, el organismo declaró: “La CONADE está realizando una reestructuración en el procedimiento de asignación de becas, derivado de que, a partir del diagnóstico elaborado en el primer cuatrimestre del año, se encontraron inconsistencias de deportistas que ya no están activos o que no cumplen con los resultados que la normatividad indica y que aun así siguieron recibiendo el apoyo, sin un sustento técnico que lo respalde”. Asimismo, la Conade mencionó que estos reajustes se mantendrán hasta concluir los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

Tal parece que Nabor Castillo y los demás afectados por esta reducción de becas deberán padecer el recibir un sueldo menor lo que duren los próximos Juegos Panamericanos; como dijera Nabor, más bajo que el de los “ninis”. Parece que ni el deporte mismo se libra de esta plaga de personas que les gusta extender la mano para recibir, sin dar nada a cambio, ahora quizá serán considerados como los deportistas ´ninis´.

LBP Noticias