Nuala Finnegan, directora del Centro de Estudios Mexicanos del University College Cork, Irlanda, consideró que en México existe una falta de comprensión sobre el feminicidios y violencia contra las mujeres, pues la cultura misógina no permite que se tome en serio el problema.

“Como que la pone en la caja de violencia doméstica privada que no tiene nada que ver con las autoridades y que queda como un asunto familiar, a pesar de claras evidencias que muestran totalmente lo contrario”, dijo.

Así, refirió que México sigue siendo un país considerado “foco rojo” en la problemática de feminicidios y se sigue observando como un lugar violento.

Previo a la conferencia “La Producción Cultural sobre el Feminicidio en Ciudad Juárez. Respuestas Transnacionales”, consideró que el debate al respecto es más amplio en esta región, pues en su país el término no existe.

Refirió que se lleva un proceso lento pues aunque las cosas han cambiado sobre todo en cuanto al entramado legal, dado que existe una estructura legal fuerte en el país, el problema es que la realidad lo sobrepasa.

“Cambiar la cultura es el desafío más grande que podemos tener; todas las leyes del mundo y una alerta de género y observatorios y una alta visibilidad del tema no cambia nada y las cifras van aumentando y ese es el reto, cerrar ese abismo”, dijo.

Recordó que el fenómeno se dio a conocer a través de lo que sucedió en Ciudad Juárez en los años 90 por lo que tiene una larga historia.

“Y como sabemos los debates a veces no son muy sofisticados cuando salen de sus regiones y se concentran en su punto de partida. Yo diría que Veracruz no resalta, se habla un poco del Estado de México donde hay mucha investigación y trabajo académico sobre feminicidio en ese estado y de Veracruz se habla muy poco, no es caso de estudio o una región que ha merecido tanta atención”, dijo.

Ariadna García/ AGENCIA IMAGEN DEL GOLFO