Un niño de 12 años originario del estado de Aguascalientes murió en el hospital General Número 3 del Instituto Mexicano del Seguro Social, donde estuvo agonizando dos semanas tras haber sido atropellado en las calles de la colonia San José de Buena vista en el municipio de San Francisco de los Romos. Señalan los doctores que el niño se había estado aferrando a la vida, pero al final las heridas que tenía en su cuerpo y en su cabeza lo hicieron perder la vida. Los informes señalan que Luis Fernando jugaba futbol en la calle de su colonia con otros menores cuando cuatro adolescentes llegaron a bordo de un Chevrolet Malibú.

Uno de los que venían en el carro llamo a Luis Fernando, pues eran conocidos. Luis se aproximó a la ventanilla del copiloto, cuando el menor estaba cerca de la puerta el adolescente que venía del lado del copiloto lo tomó del brazo, instantáneamente el conductor arranco el carro arrastrando de esta forma a Luis Fernando. El menor de edad fue arrastrado por varios metros cuando el carro empezó a tomar más velocidad.

El adolescente que tenía agarrado a Luis Fernando del brazo lo soltó y cuando el menor calló al piso la llanta trasera del Malibú le paso por encima de la cabeza creándole un choque séptico consecutivo a traumatismo craneoencefálico, lo cual hizo que el menor perdiera la vida dos semanas después. Los amigos del menor narran que lo que le hicieron fue una broma de mal gusto, pero al ver lo que le había pasado a Luis Fernando se dieron a la fuga. Hasta el momento ya tienen identificados a los culpables, pero aún no han sido detenidos.

LBP Noticias