POR SI ACASO
Carlos JesúsRodríguez Rodríguez

2019-06-05 / 17:35:26

*Cuitláhuac sin un “brazo ejecutor”

*Justicia con “tufillo” de Vendetta

*Pierde AMLO 3 millones de votos

NO SABEMOS si “el que a hierro mata a hierro muere”, como reza el evangelio de San Mateo (Capítulo 25, versículos 51-52), el cual hace referencia a cuando Pedro sacó su espada e hirió a un servidor del Sumo Sacerdote cortándole una oreja al pretender detener a Jesús en el Huerto de los Olivos (en Getsemaní), y el hijo de Dios lo reconvino diciéndole: “Guarda tu espada, porque el que a hierro mata a hierro muere”, pero lo cierto es que Miguel Ángel Yunes Linares se pasó gran parte de su Gobierno persiguiendo a duartistas, y mientras a unos los llevó a prisión y ya están libres –por las causas que fueren-, con otros negocio la devolución de bienes que, asegura, fueron etiquetados en cuentas del Gobierno del Estado, y a los menos les dejo procesos abiertos que a la fecha no resuelven como el que pretende la detención y extradición de Karime Macías de Duarte, esposa del ex Gobernador procesado en el reclusorio Norte, y de su cuñada Mónica Macías. La conyugue Macías Tubilla es “buscada” en más de 190 países para ser detenida, extraditada y puesta a disposición del juez que la requiere en Veracruz, ya que se le señala de un presunto desvío de 112 millones de pesos del DIF Veracruz durante la administración de su esposo, y debido a que la última ubicación conocida de Karime es en Londres, Inglaterra, la Fiscalía General de la República presentó la solicitud de detención provisional con fines de extradición ante el gobierno del Reino Unido e Irlanda del Norte donde, a su vez, la esposa del ex mandatario solicitó asilo político mismo que, según fuentes allegadas a su defensa, permanece en trámite.

PERO INSISTIMOS, gran parte de la administración bienal, Yunes Linares la dedicó a armar el tinglado jurídico para perseguir o mantener en prisión a sus enemigos políticos, a tal grado que viajó a varios sitios, entre otros, Estados Unidos para iniciar procesos de recuperación de bienes en posesión de prestanombres de Duarte de Ochoa, y hasta dijo que logró recobrar algunos para la Entidad, muy a pesar de que el actual Gobierno dice lo contrario. La guerra del yunismo contra el duartismo fue de pronóstico reservado, pero ahora las cárceles que estuvieron llenas de exfuncionarios están vacías bajo el argumento de que el Fiscal no armó bien las carpetas inculpatorias, cuando en realidad a los ex detenidos, por instrucciones del Presidente del Tribunal Superior de Justicia, Edel Álvarez Peña -que en esos tiempos buscaba quedar bien con Yunes-, los jueces asignados a las causas decretaron prisión preventiva para todos sin mayores trámites, pero ahora que Edel sirve al Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, los juzgadores que alguna vez se prestaron al juego perverso de la aplicación de la ley menospreciando su autonomía de jurisdicción y desdeñando apegarse a la ley, fueron cambiados sin mayores trámites a otros juzgados, lo que provocó una rebeldía que le ha costado bastante caro al ex alcalde de Coatzacoalcos, ya que se ha visto precisado a reinstalarlos. Lo peor es que otros jueces –también a instancias de Edel Álvarez Peña- se vuelven a prestar al juego perverso del ejercicio subrepticio de la ley, ahora contra yunistas perseguidos por el cuitlahuismo que necesita la Fiscalía General del Estado como brazo ejecutor de la venganza, porque para los Gobernador en funciones, sean del partido que fueren, los fiscales que son quienes llevan la dirección de una investigación criminal y el ejercicio de acción penal pública, resultan indispensables para “apaciguar” a los enemigos.

CUITLAHUAC, AL igual que Yunes Linares (contra el duartismo) sueña con iniciarle una guerra al yunismo, pero como Jorge Winckler no le ha entregado la Fiscalía, le están buscando por todas partes para que ello suceda, y en ese tenor, Lorenzo Antonio Portilla Vásquez, titular del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) de Veracruz –quien sirvió en su momento a los caprichos de Duarte, luego a los de Yunes y ahora a los de Cuitláhuac-, quiere reelegirse en el cargo y para ello presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR) cuatro denuncias penales en contra del gobierno anterior encabezado por Yunes Linares, lo que de prosperar le garantizará seguir al frente del Orfis, porque así son las cosas en la política: abundan los “Judas” que son capaces de vender hasta la autora de sus días con tal de seguir escalando, pero insistimos: con Winckler en la Fiscalía, Cuitláhuac García Jiménez está atado, y así debería ser para terminar con los brazos ejecutores de los Gobernadores que usan la ley y la justicia para servirse, y no para servir a los gobernados, ya que se otra forma Veracruz sería un paraíso en materia de seguridad.

DICE PORTILLA Vásquez que si presentó la denuncia en la FGR es porque se trata de fondos públicos Federales, y que la auditoría que arrojó los números que conllevaron a la denuncia no la hizo de mottu propio sino que se realizó a petición de Congreso local. Y fue como parte de esa revisión que se detectaron diversas observaciones, entre ellas cuatro de carácter administrativo. Una es por 27 mil 455 millones 751 mil 7522 pesos que involucra a ex funcionarios de la Sefiplan por registros contables de activos como un derecho a recibir, sustentado en un registro, pero no hay evidencia documental de quién o qué es lo que se les debe, lo que corresponde a la deuda pública consolidada de 2017.

Y EN esta etapa de las vendettas interminables, ahora de cuitlahuistas contra yunistas, es bueno saber que el Movimiento de Regeneración Nacional fue el partido que más base electoral perdió en los seis procesos que se llevaron a cabo el pasado domingo, ya que extravió el 65 por ciento de los votos que obtuvo apenas el año pasado, y acaso por ello el consejero nacional de ese instituto, Alejandro Rojas Díaz Durán demandó la realización de un Consejo Nacional para evaluar el desempeño de la dirigente nacional, Yeidkol Polevnsky. Y es que mientras en 2018 Morena obtuvo en los seis Estados 4 millones 511 mil 536 votos, el pasado domingo sólo fueron 1 millón 567 mil 028 votos. Es decir, perdieron 2 millones 944 mil 508 electores, casi 3 millones de votos menos que la elección anterior, o sea, 65 por ciento menos, y en el caso de Puebla, que es la perla de la corona, de no ser por las alianzas, el Movimiento de Regeneración Nacional habría perdido la elección contra el PAN. Y si esto sigue así, el 2021 podría ser catastrófico para MoReNa en todo el País, y el 2024 en Veracruz, donde Miguel Ángel Yunes Márquez logró 1 millón 453 mil 938 votos contra 1 millón 667 mil 239 sufragios, aunque a diferencia del primero, el segundo ganó con el arrastre de Andrés Manuel, pues de lo contrario habría quedado en cuarto o quinto sitio. Cuidado, porque las venganzas no sustentadas jurídicamente, llevan a más venganzas y quien pierde siempre es el pueblo –y, por supuesto los partidos y quienes ejercen venganzas en su momento-. OPINA carjesus30@nullhotmail.com