Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

diariolibertad@nullgmail.com

 

Desde que se supo del asesinato del joven Leonardo a quien en un principio se señaló como seminarista y hasta se publicó una fotografía de él vestido a la usanza y en un entorno religioso…

 

Los mal pensados sospecharon que ahí había mano negra, por decirlo de la mejor manera.  Porque estando las religiones de por medio, nada bueno puede esperarse.  Bien decía Friedrich Nietzsche (1844 – 1900) “No se debe de ir a la Iglesia si se quiere respirar aire puro”…

 

Hace unos días el escándalo del “Apóstol de Jesucristo”, que resultó ser discípulo psicológico-patético del Fundador de los “Legionarios de Cristo”.  Quien a su vez debe de haberse inspirado en el rosario de papas, cardenales y obispos homosexuales, degenerados, chantajistas, depravados, malévolos, asesinos; y en una palabra, pervertidos…

 

Que desde su fundación han presidido al grupo de accionistas -el llamado Colegio Cardenalicio- dueños de la exitosa empresa que se llama Vaticano.  Como todo el mundo, convulsionado desde dentro; como caen todos los Imperios…

 

Hoy nos enteramos que las sospechas de amores entre el supuesto seminarista y su presunto asesino, el sacerdote Francisco Javier, fueron ciertas.  Y el hecho se hace público precisamente el día de la marcha del orgullo gay…

 

Lo que en este mundo de cabeza no debe de extrañar a nadie.  Si les dan el Nobel de la Paz a Obama, a Yasser Arafat y a Yitzac Rabin; pero no se lo dan al Mahatma Gandhi; no hace falta decir más…

 

Por lo que si alguien se siente orgulloso de ser gay, puede considerarse como parte de la patología social que estamos viviendo…

 

Pero regresemos con el difunto Leonardo.  Como era lo suficientemente tonto como para guardar evidencias de sus andanzas románticas-financieras en su equipo de cómputo portátil, se supo que no solo era amante del cura Francisco Javier que supuestamente lo asesinó…

 

Sino que también tenía relaciones sexuales con cuando menos otros dos sacerdotes.  Todo grabado de manera explícita.  No cabía duda.  Sexo entre hombres.  Por lo que unos, los que no creen en el amor puro entre personas del mismo sexo, dicen que Leonardo los extorsionaba y con la lana se daba buna vida y que su mamá, como todas las madres, lo sabía y lo solapaba…

 

O se hacía de la vista gorda, pues también gozaba de los beneficios económicos que le dejaban las actividades sexuales de su hijo; del que en su momento se dijo, era brillante estudiante de teología.  Teo=dios; logos=tratado.  Vaya forma de estudiar a Dios.  Pero en fin.  Nada nuevo…

 

Los que si creen en el amor puro entre hombres, dicen que no se los andaba chantajeando con dar a conocer sus preferencias tan criticadas por sus superiores, que los andaba “padroteando -palabras textuales- que era “chulo” ¡vaya!…

 

Que tenía dinero porque Francisco Javier estaba enamorado de él; y como la parroquia deja buen dinero y el trabajaba de Sol haciendo el bien, le daba su dinerito para que estuviera contento…

 

Pero cuando el mismo Francisco Javier Bautista vio el celular de su amado y se enteró de que también “les daba servicio” a otros dos curas -por decirlo de alguna manera- o sea, que le ponía los cuernos…

 

Y luego cuando lo vio así en vivo, como si fuera película pornográfica.  Enterándose de golpe que su amado seminarista lo engañaba con otros, o sea, que era un prostituto -de seminarista a prostituto- como ya no pudo montar en él, entonces montó en cólera.  Y en uno de esos arrebatos de celos propios de ellos, lo mató.

 

Al respecto, interesante lo que declaró desde Osaka el presidente ruso Vladimir Putin:

 

“La prohibición rusa de la propaganda de la cultura gay entre los niños, tiene como objetivo el protegerlos del proselitismo agresivo de esa comunidad”  “Hay que dejar a los niños en paz; la persona debe de crecer primero antes de tomar decisiones”…

 

Y dijo más.  “Nuestra actitud hacia esa comunidad gay es absolutamente tranquila e imparcial.  Ellos son los que quieren imponer su punto de vista sobre los demás”…

 

Para terminar…

 

Las tomas de video y las fotografías de la marcha gay, quieren aparecer más personas de los que realmente fueron.  Afortunadamente todavía son minoría.

 

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.